sábado, 29 de septiembre de 2012

5 claves: San Francisco 49ers @ New York Jets

Empieza la parte dura del calendario con la visita de los Niners al MetLife Stadium. En una semana marcada por la baja de Darrelle Revis para toda la temporada por la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda; los Jets tendrán que enfrentarse a uno de los mejores equipos de la liga. San Francisco tropezó en Minnesota la jornada pasada tras dominar con facilidad a Packers y Lions. ¿Podrán Rex Ryan y los suyos repetir la hazaña de los Vikings? Vamos con las claves del partido:

- Cubrir la ausencia de Revis

No es un mal rival para comenzar a acostumbrarse a la ausencia del #24 en la secundaria. El cuerpo de receptores de los Niners no es nada del otro mundo. La presencia de Randy Moss impone más por su pasado que por su presente y Crabtree, Manningham y Williams están lejos de ser unos jugadores dominantes. Con Revis este sería un emparejamiento claramente favorable a los Jets pero sin él las cosas se equilibran algo más. 

Manningham y Moss son los que suelen jugar en el exterior con Crabtree y Williams ocupando el slot cuando usan formaciones con 3 o más receptores abiertos (que tan sólo es un 11%). Cromartie será el CB1 y se encargará casi siempre del mejor hombre en el campo; casi siempre será Crabtree o Manningham aunque cuando Moss salga seguramente se empareje con él. Kyle Wilson y Ellis Lankster se encargarán del resto, con Lankster en el exterior y Wilson en el slot. 

- La amenaza de Vernon Davis

Rex Ryan le nombró el mejor tight end de la NFL actual y personalmente; sin lanzar ningún pullita a los Patriots, estoy de acuerdo con él. La combinación de fuerza y velocidad que posee Davis no la tiene ningún otro jugador y además es uno de los mejores a la hora de bloquear. ¿Cómo defenderle? El hombre más adecuado para ello por capacidades físicas es LaRon Landry. Tiene velocidad suficiente para seguirle en rutas profundas y fuerza para emplearse con dureza en la línea de scrimmage. Evidentemente necesitará ayuda así que la colaboración de los linebackers (¿DeMario Davis quizás?) y el otro safety serán vitales. 

- Bilal Powell a escena

La semana pasada ya vimos cómo el rol de Powell crecía a pesar de que Greene estaba perfectamente sano. En el primer partido, Greene jugó un 69% de los snaps mientras que Powell tan sólo un 28%. Contra los Dolphins, Greene bajó a un 62% mientras que Powell subió hasta el 43%. Ryan aseguró en rueda de prensa que Greene sigue siendo el titular pero que se están planteando darle más carreras a Powell, y a McKnight, al inicio del partido para que luego sea Greene el que aproveche que la defensa está cansada. Todo lo que sea dar más toques a corredores que no sean Greene me parecerá bien y creo sinceramente que Powell lo puede hacer muy bien.

- Holmes, Kerley y....

Dustin Keller se ha perdido dos partidos seguidos y todavía está en duda para el de este domingo. Stephen Hill seguramente sea baja por una lesión muscular. Sanchez se queda sin armas. Esta semana los Jets ficharon de nuevo a Patrick Turner, un claro movimiento para mejorar el cuerpo de receptores. Detrás de Holmes y Kerley no hay nadie: Clyde Gates ya demostró en Miami para lo que vale y Chaz Schilens sale más a bloquear que a recibir pases. Cumberland y Reuland, los tight ends, están muy lejos del nivel de Keller. Si se confirman las dos bajas, el juego de pase va a estar en un estado muy precario y ante una secundaria como la de San Francisco se va a sufrir mucho. ¿Habíamos comentado antes que Sanchez tenía que dar un paso adelante esta temporada? Aquí tiene otra oportunidad para hacerlo.

- Obligar a Alex Smith a pasar

Esto pasa por frenar la carrera. Si los Niners establecen el juego terrestre con Frank Gore y Kendall Hunter, va a ser muy difícil que la defensa se imponga. Alex Smith juega muy cómodo en formaciones cerradas, saliendo del play action y lanzando contra defensas centradas en la carrera. La clave está en frenar a Gore desde el primer momento, reduciendo su aportación y obligando a Smith a ganar el partido. Ahí Rex Ryan puede sacar todo su genio y superar a su rival a base de bitzs y diversas coberturas.

El partido ideal para los Jets sería muy similar a lo ocurrido en Miami pero rentabilizando la buena posición de campo y todos los viajes a la redzone con puntos. Para ello hay que evitar pérdidas de balón absurdas en los primeros drives (lo que ocurrió contra Buffalo y Miami) y frenar el juego de carrera rival (algo que no se consiguió contra Pittsburgh y Miami). Si el partido queda en manos de Alex Smith y de Mark Sanchez, la victoria puede caer de cualquier lado pero jugando en casa, la ventaja es de los Jets.

viernes, 28 de septiembre de 2012

En Directo: Jets - Dolphins

Bueno vamos a empezar con un poco de historia. Yo soy Mexicano y vivo en Guadalajara, me pueden llamar Pepenador o Pepe o igual simplemente PP si lo prefieren, es mi nickname de Jet Fan. Sigo a los Jets desde niño ya que el hechizo fue instantáneo cuando vi jugar al Sack Exchange (Gastineau, Klecko, Lyons, Salamm) por ahí del 83, desde entonces he sido uno de los más fieles y clavados seguidores de los Jets y así seguiré hasta que llegue el día de darle cuentas al creador.

Es más, mi esposa después de 5 años de casados (actualmente tengo 14) se dio cuenta que contra los Jets no iba a poder y ya sabe que de septiembre a enero de cada año, no hay ningún plan que valga si hay juego de los Jets; es más, ya hasta checa el schedule antes de hacer planes. Era para ella  aceptarlo o el divorcio y pues optó por aceptarlo, bien por ella.

Hace 8 años me armé de valor y decidí hacer realidad uno de mis sueños, ir a un juego en vivo de los Jets. Fue en San Diego en el 2004, (por cierto ganamos), y el problema es que ir fue como consumir la droga más potente que hay, te haces adicto instantáneamente. Después de ese juego he regresado 8 veces más a ver a mis Jets a diversas plazas:  Arizona, SD 3 veces, Dallas, N.Y. y tengo la gran fortuna de que cuando voy a verlos regularmente ganamos, tengo el nada despreciable record de 7-2 incluido una victoria en Play Offs en el 2005, vs Chargers en O.T.

Bueno, aclarado esto, debo decir que en mi agenda estaba como siguiente destino Miami y aunque no estaba claro el año, de repente se me puso de modo una invitación para ir entre semana a Atlanta, Georgia y pues organice el regreso a México pasando por Miami para ir a ver a los Jets.
Es importante señalar que cada vez que voy la paso mejor y es debido a que uno adquiere la experiencia para gozar el TAILGATE al máximo, déjenme decirles que en mi opinión es casi igual sino más divertido que el partido mismo y entre mejor lo organizas la pasas mejor.

En compañía de mi amigo Larry y contando con la fortuna de contar con una excelente amiga de mi juventud que vive en Miami y a quien re-contacté por Facebook (Bendito seas Facebook), organizamos todo lo previo para el domingo tener todo listo. Entre los utensilios básicos no pueden faltar: hielera, asador portátil, cervezas (muchas), Tequila, vino tinto o lo que cada uno guste tomar de alcohol. En el TAILGATE se puede tomar alcohol sin restricciones y eso es una maravilla, dentro del estadio no pasa lo mismo.

Llegó el domingo y 4 horas antes del juego estábamos llegando a las inmediaciones del SunLife Stadium, las filas de carros con logos y banderas de los Dolphins es como las migajas que Hansell deja para encontrar el camino a casa, basta seguir uno de esos  autos para llegar sin problemas al estadio. Al llegar te cobran 25 dólares por pasar al área de estacionamiento, allí te pones donde dios te dé a entender, pero “ojo”, es muy importante escoger un lugar cerca de amigos Jets a quienes podrás identificar sin problema por sus vestimentas y banderas en los carros.


Ya instalados en nuestro lugar bajas todo el armamento de la cajuela o portaequipaje del auto, y tomas tu zona de convivio. Nosotros llevábamos las Mexicanísimas carnes para azar, queso para hacer quesadillas, (tortilla de maíz o harina con queso derretido dentro), chiles, aguacates, cebollitas, salsas, refrescos y cervezas, “muchas cervezas”. Al lado nuestro se posicionaron unos amigos ecuatorianos, venezolanos y panameños que le iban a los Jets obvio y con quienes de inmediato hicimos química, los dos grupos se convirtieron en uno solo.

Si de entrada nos habíamos caído bien, el flechazo de simpatía fue instantáneo cuando el líder de ellos Chris (Un abrazo hermano donde quiera que estés) se acercó con una botella de Tequila blanco (yo soy de la tierra del Tequila, Jalisco), y pues un brindis con tequila blanco, derecho, en ayunas y a las 9 de la mañana, cae al cuerpo como autentico inhibidor de timideces y complejos, y ahí mismo empezó la fiesta.


Lo increíble del TAILGATE es que todos convivimos como si fuéramos unos mismo, a mí me encanta agarrar mi cerveza y caminar por todo el estacionamiento del estadio, y acercarme a cuanto tío veo vestido de Jet, y con solo decir el salvoconducto de: J-E-T-S, JETS, JETS, JETS. Te reciben con los brazos abiertos y te ofrecen una cerveza o un bocadillo de lo que ellos cocinan. En realidad más que comida para uno se trata de llevar comida para compartir con los demás, mis paseos por el estacionamiento duran hasta que me dura la cerveza, por eso me gusta comprar las de 16 onzas o un litro, así me dura más el paseo, ya que acaba la cerveza en turno regreso a la base, donde sigo conviviendo con mi gente y mis vecinos de parking y donde así como yo salgo a conocer amigos, llegan tíos vestidos de Jets a brindar con uno.

Además de todo esto, ustedes dirán y los Miami fans qué? Están pintados o no existen? Claro que existen; por cierto vaya que van delfinas hermosas al estadio; pero a diferencia de otros deportes, aquí puedes convivir sin riesgos entre unos y otros, (ya quisiera verme paseándome con la camisa del rival en un clásico de futbol en mi país, no salgo vivo!), y aunque éramos minoría, obvio por ser en Miami, los Miami fans se limitan a gritarte burlas y sarcasmos que ni molestan. Es más son medio bobos para tirar burlas, y casi su mayor burla es gritar  J-E-T-S, Sucks, Sucks, Sucks. Yo no me molesto, al contrario entre más gritan, más energía me dan para sacar el orgulloso pecho Jet. Sus burlas son para mí como el Sol para Birdman o las espinacas para Popeye.

He de confesar, que la sensación máxima fue una máscara de luchador (Lucha libre mexicana), que me regaló un amigo que es totalmente de los Jets; gracias Refrix tu mascara fue un éxito. Es uno de esos regalos simples pero acertados, y con esa mascara era un imán para las fotos, entre su servidor y mi amigo Larry compartimos por momentos la máscara y nos dimos cuenta que era un imán para atraer a las fans de Dolphins a las fotos del recuerdo, así que mi amigo Larry que es un tiro para eso de las fotos con mujeres, se la adueñó y no me molestó, al contrario yo era el que tomaba las fotos mientras él le daba vuelo a las chicas guapas.


También mis vecinos se sacaron un diez, al organizar unos juegos de competencia de toma de cervezas donde vaciaban dos litros de cerveza en un embudo y 5 o 6 tomábamos en diversas mangueras al mismo tiempo y el ultimo que acabara tenía que empinarse una copa de tequila como castigo, así que debo confesarlo, más de una vez hice trampa y me dejé perder, así que me tocó tequila para dar y repartir, vaya que me divertí!!


En condiciones normales no bebo tanto y si lo hago me emborracho rápido, pero ahí por el calor, la humedad, la euforia y la adrenalina, como que el alcohol pierde su eficacia en mí, no puedo decir lo mismo de todos, ya que las chicas que nos acompañaban vaya que salieron mareadas y caminando como en zigzag...

Cuando faltan 30 minutos para el kickoff, es hora de guardar todo en los autos y dirigirse al interior del estadio. La caminata es también muy divertida porque es donde se converge en mayor número y los gritos de J-E-T-S, JETS, JETS, JETS y sus respuestas de J-E-T-S, Sucks, Sucks, Sucks  parecen competencia de estudiantinas o rondallas. Yo creo que en toda la NFL nos envidian porque nuestro J-E-T-S, JETS, JETS, JETS es corto, potente, pegajoso y único; no conozco un grito de guerra mejor que ese en ningún equipo de la NFL. Las fotos de Larry con las chicas seguían por borbotones y ya en el interior del estadio tomamos nuestros lugares, parte alta y para ubicación atrás de las H donde Carpenter falló el Field Goal del Over Time.


En el estadio, ahí si me concentro en el juego y pongo atención a cada jugada, aquí sí mi vejiga me jugó una mala pasada, porque tuve que salir varias veces al baño a regresar las cantidades industriales de cerveza y tequila que había bebido. Aprovechaba los tiempos muertos y la ventaja es que no pierdes mucho detalle porque en los pasillos del estadio hay televisiones que pasan en tiempo real lo que pasa en la cancha, por ejemplo la escapada de Kerley en el 3er cuarto me la chuté (observé) haciendo fila para comprar cerveza.

La cerveza vale 7 dólares en el interior del estadio y sólo te venden 2 por viaje pero al final del 3er cuarto dejan de vender la última, de hecho tuve suerte porque precisamente estaba pagando 2 cervezas, cuando llega el aviso de que se suspende la venta de alcohol, pero como ya había pagado fueron las últimas 2 cervezas que se sirvieron. Me las llevé al grito de una docena de Miami fans de lucky gay, o suertudo.

Ya del juego que les cuento. Ustedes lo vieron, para mí fue el clásico juego que le he visto decenas de veces a los Jets, donde son mejores que el rival pero no aprovechan sus oportunidades, y al final sufres. Yo creía que perdíamos el juego, honestamente la patada de Carpenter de overtime pensé que había sido buena, porque justo cuando venía en nuestra dirección vi que iba para adentro pegada al poste y como frente a mí saltó un tipo fan de Dolphins cuando venia el balón ya no vi el final del viaje del balón; pero supe que se había fallado cuando vi saltar a los jugadores de los Jets incluidos Sparano y Rex Ryan. Ya en la repetición vi como al final hizo un efecto hacia afuera la bola.


Después de eso, lo más hermoso del juego vino en tanda de 2: el pase de Sánchez a Holmes fue como una daga que enterrábamos en todos los fans de Miami y también la patada bloqueada que yo supe desde el primer momento que no valía, porque vi al árbitro mover sus manos antes del centro; así que cuando los miles de villa-melones (aficionados que no saben mucho), de los Dolphins saltaban creyendo que la habían bloqueado, yo me volteé a buscar a fans de Jets que con la mirada coincidimos sin decir una palabra, que eran unos ilusos ya que una sonrisa tipo Joker de Batman nos llenó el rostro sabiendo que teníamos otra chance. Después vino la patada de Folk y el inconmensurable triunfo de los Jets y la salida triunfal del estadio; donde imagino debe ser muy parecida a un matador de toros que sale en hombros, porque los miles de Miami fans, que se acabaron sus gargantas de gritos y burlas, mágicamente se habían vuelto mudos y lo único que se oía por todos lados eran los J-E-T-S, JETS, JETS, JETS a muchos de los cuales me uní. Los abrazos y los choques de manos se hicieron presentes y el regreso a la base fue sólo para hacer comentarios finales, abrazos y despedidas con nuestros nuevos hermanos Jets, y el regreso a casa después de un día épico.


Por si esto fuera poco, la cereza del pastel llegó en el hotel. Llegué cansadísimo y medio borracho al hotel, así que en cuanto mi hermoso cuerpecito toco colchón, quedé dormido profundamente. La cruda o resaca me levantó y mientras fui al frigorífico por una cerveza, prendí la tele sólo para ver los segundos finales del Patriots-Ravens; y cuando vi los berrinches de Bellicheat, la cruda se me quitó de forma mágica y vino la carcajada, así terminó un domingo perfecto de NFL.

Hay muchos detalles que se me escapan, pero solo les puedo decir que si de verdad aman este deporte, deben de hacerlo por lo menos una vez, y ya de ahí si se hacen adictos o no es su problema, yo cumplo con advertirles que el abuso en el consumo del TAILGATE es nocivo para su salud.

video

Insisto, alguien avísele a Rex por favor que cuando he ido al estadio en persona los Jets han ganado 7 de 9, a como es Rex, capaz y me consigo patrocinio gratis y permanente a los juegos de los Jets.
Les adjunto unas fotos con algunas postales de esta aventura y agradezco la invitación a Directo Jets, por convencerme de hacer esta narración. 

viernes, 21 de septiembre de 2012

5 Claves: New York Jets @ Miami Dolphins

Se acerca la parte dura del calendario, las visitas de 49ers y Texans al MetLife Stadium, pero antes haremos una parada en Miami, a disfrutar del sol, las playas, las chicas y una nueva victoria de los Jets por supuesto. Una victoria contra los Dolphins nos pondría con un record 2-1 y 2-0 dentro de la división lo cual está bastante bien para empezar la temporada.

Tras el tropezón ante los Steelers, la plantilla tiene muchas ganas de demostrar que no fue nada más que eso, un tropezón, y volver al nivel de juego que se practicó contra Buffalo. ¿Cuáles serán las claves de este partido? Estas son las cinco más importantes:

- Frenar a Reggie Bush

Hace tan sólo un año resultaría raro plantear un partido con el objetivo de limitar al mínimo a Reggie Bush pero el último tercio de la temporada pasada y el inicio de esta han cambiado el panorama. Bush superó la barrera de las mil yardas de carrera por primera vez en su carrera en 2011 y la semana pasada consiguió 172 yardas (6.6 por intento) y 2 touchdowns. Ya vimos el destrozo que provocó CJ Spiller y Bush es un corredor similar, rápido, ágil y explosivo. La defensa no se puede permitir más errores, los placajes fallados están siendo un lastre bestial y hay que corregirlo cuanto antes. Especialmente linebackers y safeties que acumulan 11 placajes fallados por sólo 3 de la línea, una cifra inadmisible.

- Explotar la secundaria Dolphin

Santonio Holmes comentó esta semana que esperaba una actuación dominante del cuerpo de receptores de los Jets sobre la secundaria de Miami. Una declaración un tanto atrevida pero no falta de razón. El grupo de cornebacks y safeties de los Dolphins es de lo más flojo de la liga en cobertura. Richard Marshall, el titular junto a Sean Smith, es duda por una lesión de rodilla sufrida en el último partido y de ser baja definitiva, los Dolphins se presentarían al partido con tan sólo 3 cornerbacks, Nolan Carrol y RJ Stanford además de Smith. Además Miami mantiene a sus cornerback siempre en el mismo lado del campo así que hay que aprovechar no sólo la fragilidad del grupo, sino también crear los emparejamientos adecuados en cada jugada. Ya sea Stephen Hill con Sean Smith por físico y tamaño y dejar a Holmes al otro lado para explotar la inexperiencia de los otros CBs o al contrario para tomar ventaja del poderío físico de Hill. Y todo esto con Jeremy Kerley y Dustin Keller, que se espera que regrese esta jornada, trabajando en el medio del campo.

- Ryan Tannehill vs Defensa Jets

El matchup más desnivelado del partido. Enfrentarse como rookie a una defensa de Rex Ryan no es plato de buen gusto. Las coberturas y los blitzes requieren una preparación y un nivel que la mayoría de los rookies no tienen y menos en la tercera semana. Es cierto que Tannehil ha dejado muy buenas sensaciones en su debut entre los profesionales pero su cuerpo de receptores (Davone Bess, Brian Hartline, Legedu Naanee y Anthony Armstrong) no será de mucha ayuda cuando Revis, Cromartie y compañía estén cubriéndoles el domingo. Contra Pittsburgh faltó finalizar los sacks, se obligó a Big Ben a moverse en el pocket y lanzar rápido en alguna ocasión pero hay que materializar esas oportunidades en golpes o sacks al quarterback rival.

- Cambios en el backfield (Tebow incluido)

En la línea de lo que comenté en el repaso al partido de Pittsburgh, va siendo hora de repartir la carga entre todos los corredores; Shonn Greene no se merece más de 15 carreras por partido. Bilal Powell y Joe McKnight se han ganado un hueco en la ofensiva y no sólo desde el paquete Tebow. Los dos tienen un estilo mucho más ágil y rápido que Greene, algo que ayudaría mucho a abrir las defensas con carreras por el exterior; en las que Greene es completamente nulo. Involucrar a Tebow en establecer la carrera también es importante. Darle unas cuantas jugadas seguidas, como en Pittsburgh, sacarle al campo dejando a Sanchez como QB... Ampliar el abanico de jugadas y despistar a la defensa al fin y al cabo.

- Actitud

El último punto no tiene que ver con el juego en sí. En el segundo partido se apreció cierta sensación de derrotismo en los jugadores con el paso de los minutos, de verse superados por el rival. Los gestos de la defensa cada vez que Big Ben se escapaba, de los receptores cuando no conseguían librarse de los corners, etc. Hay que cambiar la actitud, ir a por el partido sea cual sea el marcador. En Miami la temporada pasada vivimos uno de los peores episodios de la historia reciente con media plantilla enfrentándose a la otra media. No se me ocurre mejor lugar para darle la vuelta a la situación y dar la cara durante los 60 minutos de partido. Que se note que es un partido divisional y que el objetivo está claro: marcar el ritmo de juego y superar al rival en todas las facetas.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

En Clave De: New York Jets 10 @ 27 Pittsburgh Steelers

Si la apabullante victoria sobre Buffalo nos permitió olvidar durante una semana los problemas que arrastraba este equipo, la derrota en Pittsburgh nos ha devuelto a la dura realidad. Tampoco hay que ser dramáticos, los Steelers vencieron claramente pero con algo de más de acierto, o fortuna, en algunos lances del juego, el resultado habría sido distinto. Sanchez falló un pase a Holmes sólo en la endzone que habría supuesto una ventaja de 14-6, Landry no pudo temrinar un sack a Roethlisberger al final del descanso y el fumble de Kerley en el punt fueron algunos de esos detalles que acaban inclinando la balanza hacia el lado del ganador.

Vamos con las claves y los momentos importantes en los que perdimos este partido:

- La ausencia de Revis

Era imposible no echar de menos la baja del mejor jugador del equipo en el campo. Kyle Wilson y Ellis Lankster jugaron prácticamente todo el partido, encargándose de Antonio Brown y Emmanuel Sanders. Big Ben intentó sacar ventaja de estos emparejamientos al principio del partido pero poco a poco ambos cornerbacks fueron ajustándose y mejorando su cobertura. No hay ninguna jugada en la que se pueda decir "si hubiera estado Revis..."; ni siquiera en el touchdown que dejó el partido visto para sentencia de Mike Wallace; pero con Revis en el campo toda la secundaria, y toda la defensa, tiene una actitud distinta. Juegan con mucha más seguridad y confianza sabiendo que Revis Island cubre un lado del campo.

Cromartie fue el que acabó más expuesto, en gran parte por culpa de ese touchdown de Wallace en el que Cromartie perdió completamente la visión del balón y no pudo hacer nada para impedir la recepción. Pero eso no fue lo único, Mike Wallace tuvo un día muy tranquilo completando los 4 pases que le enviaron para 68 yardas sin que Cromartie pudiera hacer nada.

- Derribar a Big Ben

En la previa comentamos lo importante que era mantener a Roethlisberger bajo presión y conseguir golpearle para sacarle del partido. Lo primero sí se consiguió más o menos, lo segundo no. Big Ben estuvo todo el partido escapando de los jugadores que se acercaban a él para seguir completando pases sin apuros fuera del pocket. Especialmente graves fueron los errores de Laron Landry y David Harris que acabaron permitiendo 7 puntos por no placar a Roethlisberger en el pocket. El único que consiguió sumar un sack, dos de hecho, fue Garrett McIntyre que fue titular en lugar del lesionado Bryan Thomas y jugó bastante bien.  ¿Con qué nos podemos quedar de cara a próximos partidos? Que a pesar de no finalizar las jugadas sí se consiguió penetrar en el pocket y forzar al quarterback a moverse y lanzar rápido. Contra otros QBs menos "escapistas" los resultados serán distintos.

- Protección a Sanchez

Sanchez recibió sus primeros sacks de la temporada, algo que todos esperábamos, pero la protección de la línea ofensiva no fue mala y Sanchez tampoco jugó mal bajo presión. Al menos hasta el segundo cuarto cuando recibió este golpe de Lawrence Timmons:


A partir de ese momento, Sanchez completó sólo 6 de 22 pases y se le notó más desconcentrado que antes. El golpe es terrible y podría haber mandado a Sanchez al banquillo, como le ocurrió a Greene que recibió otro golpe en la cabeza. De momento no se ha sabido nada de una posible conmoción, ni siquiera ha salido a la luz que estén buscando síntomas así que en principio no hay motivos para pensar que esto puede ir a más.

- Playcalling Ofensivo

Después del partido no tiene sentido hablar de no-huddle offense porque ningún equipo la usó. En cambio sí podemos hablar de uno de los puntos fuertes del debut y que fue todo lo contrario en Pittsburgh. Contra Buffalo, Tony Sparano supo explotar las debilidades de la defensa rival y sacar lo mejor de los jugadores a su disposición. Contra los Steelers, el buen planteamiento duró un cuarto. En cuanto la defensa empezó a presionar a los receptores se acabaron las ideas. Ni Holmes ni Hill eran capaces de superar a los cornerbacks y sparano seguía insistiendo con las mismas jugadas. Además tampoco vimos el mismo ritmo en el uso de Tebow, seguramente tuvo mucho que ver el primer drive en el que se consiguió el único touchdown del partido. Visto eso no parecía necesario poner a Tebow en el campo pero lo cierto es que ya que está aquí hay que utilizarlo, aunque luego no salga del todo bien, como contra los Bills.

- Juego de Carrera

Cuando Greene dejó el campo por un golpe de Ryan Clark en el casco, la situación del backfield pudo dar un vuelco. Bilal Powell ocupó su puesto y en 2 intentos menos consiguió 10 yardas más que Greene, dando una sensación completamente distinta, rompiendo placajes y llegando al segundo nivel sin problemas. Joe McKnight en su única carrera del partido consiguió 12 yardas, haciendo algo que jamás hemos visto a Greene, convertir lo que parecía una carrera de 0 yardas en una ganancia de más de 10 yardas. Ahora mismo, tras dos partidos de temporada regular, Greene no ha hecho nada para mantener sus 15-20 toques por partido mientras que Powell y McKnight sí han hecho méritos para tener al menos 10-12 toques por partido entre los dos. Repartir la carga entre los 3 corredores más Tebow es la mejor opción en este momento.

viernes, 14 de septiembre de 2012

5 Claves: New York Jets @ Pittsburgh Steelers

La última vez que Steelers y Jets se enfrentaron había en juego un billete para la Super Bowl XLV. Aquel fue uno de los partidos más importantes de la historia de los Jets a pesar de terminar derrotados. Dos años después muchas cosas han cambiado pero estos dos equipos siguen fieles a su estilo: defensa, defensa y más defensa. Pittsburgh tiene ventaja en ataque gracias a un Roethlisberger invencible que siempre consigue medio segundo más para encontrar un receptor libre. La continuidad de lo visto el domingo pasado en ataque, con Sanchez a la cabeza será vital para poder salir del Heinz Field todavía invictos.

¿Cuáles serán las claves del partido?

- Receptores Steelers vs. Secundaria Jets

Lo que suceda en este duelo dependerá en gran parte de la presencia de Revis. Todavía no ha recibido el permiso de los médicos para entrenar y hay muchas dudas acerca de que pueda viajar a Pittsburgh. Tratándose de la jornada 2 es totalmente innecesario jugársela con el mejor jugador del equipo así que si existe la más mínima preocupación debería quedarse en casa. Si finalmente el #24 recibe el visto bueno de los médicos, el plan de juego en defensa será el de siempre, sólo habría que definir de quién se encargaría Revis. Mike Wallace, Antonio Brown y Emmanuel Sanders son un grupo de receptores bastante peligroso, con mucha movilidad y dinamismo. Seguramente Revis cubriría a Antonio Brown, dejando a Cromartie con Wallace y Wilson en el slot contra Sanders. ¿Por qué no Revis con Wallace? Sencillamente porque las cualidades de Cromartie, su estilo físico y su velocidad, encajan mejor con él. Los pases profundos que siempre intente Big Ben hacia Wallace estarían bien defendidos con Cromartie cerca mientras que Revis anularía a Brown en el otro lado.

¿Cuál es el plan en ausencia de Revis? Kyle Wilson ocuparía su lugar y Ellis Lankster avanzaría al puesto de Wilson como CB3. Contra Buffalo vimos esta situación durante unos minutos tras la lesión de Revis y cuando los Bills formaban con 3 receptores era Wilson el que defendía el slot y Lankster el exterior. Imagino que Cromartie seguirían con Wallace y Wilson y Lankster se repartirían a los otros aunque la mayor diferencia sería que tanto linebackers como safeties estarían más pendientes del lado en el que estuvieran Wilson y/o Lankster; modificando ligeramente el plan usual. Por no hablar de los posibles blitzs, que con Revis en el campo siempre se puede arriesgar algo más pero sin él habría que andar con más ojo.

- Presionar a Big Ben

Roethlisberger es uno de los mejores QBs de la NFL cuando está sometido a mucha presión, tiene una capacidad sobrehumana para encontrar una vía de escape y es complicadísimo derribarle. Pero eso no significa que presionarle y golpearle durante todo el partido no tenga ninguna consecuencia. Su porcentaje de completos baja bastante, de casi un 70% a por cerca del 50%, y su ratio touchdowns-intercepciones también empeora notablemente. Además Big Ben lleva varios años sufriendo distintas lesiones por tantos golpes acumulados y eso acaba pasando factura a su juego. Contra los Steelers será importantísimo conseguir pass rush con tan solo 4 hombres para obligar a Roethlisberger a aguantar el balón y llegar a él aunque sea por insistencia. La línea de Pittsburgh estuvo fatal contra Denver, especialmente por el interior, así que esperemos ver lo mejor de Coples, Wilkerson, Pace, Maybin y compañía.

- Proteger a Sanchez

El domingo todos fuimos testigos de lo que es capaz Sanchez cuando tiene tiempo en el pocket. La defensa de los Steelers dirigida por Dick LeBeau es un rival mucho más complicado que la de los Bills. Es cierto que les falta una pieza clave, James Harrison, y hay alguna más en duda, Troy Polamalu, que facilitarían el encuentro pero incluso con esas bajas no será un partido sencillo para la línea ofensiva. Lamarr Woodley desde el exterior y los blitzs ordenados por LeBeau serán las principales amenazas. A diferencia del partido contra Buffalo será mucho más importante la comunicación para hacerse cargo de los distintos jugadores y evitar que alguno quede libre y tenga el camino despejado hacia Sanchez.

- No Huddle Offense

En el partido entre Denver y Pittsburgh, la no-huddle fue protagonista en ambos lados del campo. El ataque de los Steelers fue capaz de enlazar drives muy largos dejando a Big Ben al mando del playcalling y aprovechando su capacidad para mantener la jugada viva hasta el último segundo. En defensa, los Steelers sufrieron ante el maestro de este tipo de ataque, Peyton Manning, demostrando que les falla la comunicación en esta situación. Los Jets pueden aprender algo de ese partido. En primer lugar, no sería mala idea intentar jugar en no-huddle en algún tramo del partido, incluso intentarlo con Tebow para pillar con el pie cambiado a la defensa. En segundo lugar, hay que estar preparado en defensa por si Pittsburgh lo vuelve a utilizar. La condición física fue un problema durante la última temporada y sería un buen test para comprobar si ya está solucionado. La comunicación en esta unidad también es una cuestión a resolver ya que Jim Leonhard, el "QB" de la defensa, ya no está y alguien tendrá que encargarse de marcar las jugadas. En principio David Harris es el encargado de ello pero son los safeties los que mejor ven el campo así que habrá que estar atentos a este asunto.

- Juego de carrera

Los números no siempre dicen la verdad y en el caso particular de Shonn Greene así fue en el partido contra los Bills. Sus 94 yardas no reflejan para nada el partido tan pobre que hizo, incapaz de ganar yardas con sus piernas, consiguiendo simplemente lo que abría la línea ofensiva. Este problema no es nuevo así que esperar que esto cambie de una semana para otra es una utopía pero a Greene siempre le ha costado coger el ritmo y según pasen los partidos irá mejorando. Ya veremos si hay alguna mejora en este segundo partido. Por otro lado, la aportación del paquete Tebow también tiene que crecer esta semana. No me refiero a más snaps, sino a más productividad. Conseguir más yardas en cada intento, algún primer down... Algo que pueda alterar la defensa y permitir algún pase de Tebow o que se encuentre fuera de lugar cuando salga Sanchez.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

En Clave De: Buffalo Bills 28 @ 48 New York Jets

Nuestro repaso al partido del domingo llega algo tarde pero mejor tarde que nunca. Estrenamos nombre para las reviews de los partidos: En Clave De. Como hicimos en pretemporada, centraremos el repaso en torno a las claves que dimos en la previa y analizaremos las actuaciones más importantes.


Muy poca gente, por no decir nadie, se esperaba un debut así. Anotando 48 puntos después de una pretemporada pésima en este aspecto, dominando al rival en todas las fases del partido y con un Mark Sanchez reponiéndose de sus errores y demostrando de lo que es capaz con tiempo en el pocket. Lo menos sorprendente fue la defensa, ya sabíamos que estaba a gran nivel pero quizás no tanto. Vayamos poco a poco repasando las claves del partido:

- Línea Ofensiva

En la previa destacamos el duelo Mario Williams cotnra los dos tackles, Howard y Ferguson. Finalmente Williams sólo jugó desde el lado izquierdo, enfrentándose a Howard, y no pudo tener mejor resultado para los intereses de los Jets. En algunas jugadas Howard contó con la ayuda de Brandon Moore, en otras la de Jason Smith como extra tackle y en otras las de running back pero más de la mitad del tiempo se enfrentó en uno contra uno con SuperMario y le anuló completamente. Williams tan sólo consiguió un placaje y una presión sobre Sanchez en todo el partido. El resto de la línea ofensiva también jugó a gran nivel, permitiendo sólo 3 presiones más y ningún sack. Esta era una de las dudas que teníamos en pretemporada, si la línea sería capaz de proteger a Sanchez y el primer partido lo han resuelto sin problemas.

- Secundaria

De nuevo, en la previa destacamos individualmente el enfrentamiento Revis vs. Johnson pero ahora no nos podemos quedar sólo con eso. Revis hizo lo que nos tenía acostumbrados y más. Su intercepción llego en un momento clave, de hecho es la jugada clave del partido en mi opinión, y además fue una acción muy complicada, en la que Revis tuvo que buscar el balón y no esperarlo. Antono Cromartie y Kyle Wilson también estuvieron muy bien, cada uno de ellos consiguió una intercepción, la de Cromartie con touchdown incluido, seguramente el más sencillo de su vida. Tres datos básicos para evaluar el rendimiento de un cornerback: entre los tres tan sólo permitieron un porcentaje de completos del 36%, 37 yardas de pase y Fitzpatrick tuvo un QB rating de 4.8 cuando lanzó en su dirección. Sencillamente brutal.

- Juego de Carrera de los Bills

El único punto negro del día fue este. CJ Spiller se puso las botas y dejó expuestas las carencias de la defensa cuando faltan hombres en la línea. Ya comentamos que debido a la spread offense de los Bills, los Jets casi siempre tendrían algún defensive back extra en el campo y así fue en 50 de las 63 jugadas. Especialmente retratados quedaron Landry y Bart Scott fallando 7 placajes entre los dos y sobre todo uno que se nos quedó grabado en la memoria en el touchdown de 56 yardas de Spiller. De todas formas hay que tener en cuenta que 112 de las 195 yardas totales llegaron en la segunda mitad, cuando la defensa estaba ya bastante relajada. De las 83 yardas de los dos primeros cuartos, 56 fueron en una sola jugada, el TD de Spiller, así que hasta esa carrera se habían concedido tan solo 27 yardas.

- Receptores Jets vs. Secundaria Bills

Comentamos en la previa que era uno de los duelos menos comentados pero de los más importantes y al final así fue aunque no como esperábamos. Stephen Hill y Jeremy Kerley fueron los encargados de sacar a la luz las debilidades de Stephon Gilmore y Leodis McKelvin mientras que Dustin Keller pasó desapercibido y Santonio Holmes cumplió con su papel de forma sobria pero imprescndible. El debut de Hill fue verdaderamente ilusionante. Fue físico para conseguir primeros downs, se liberó fácilmente de las coebrturas gracias a su velocidad y demostró su capacidad y atleticismo para ajustarse a los pases y hacer recepciones casi en cualquier posición.

Después de una pretemporada muy discreta, Kerley apareció por todo lo alto anotando dos touchdowns, uno de ellos retornando un punt. Es un receptor tremendamente dinámico, una virtud básica para jugar en el slot, y con unas manos muy buenas, algo que quedó claro en su primera recepción en la que capturó el balón con la punta de los dedos. Holmes pasó algo despaercibido pero todas sus recepciones valieron un primer down y su buena técnica a la hora de correr las rutas ayudaron al resto de compañeros a batir a sus pares.

- Mark Sanchez vs. Ryan Fitzpatrick

Cito la previa: "¿Lo más importante? Reducir los turnovers." Y Sanchez empezó el partido con una intercepción feísima en el primer drive. Muchos, entre los que me incluyo, nos echamos las manos a la cabeza en ese momento para unos minutos después aplaudir la que fue la mejor actuación de Sanchez desde que llegó a la liga. Con tiempo en el pocket, vital para cualquier QB, Sanchez pudo sacar lo mejor de sí, leyendo las rutas, conectando con sus receptores y transmitiendo una seguridad y confianza que no habíamos visto antes. Ya ha superado el primer reto, ganar en el primer partido en casa y dejando muy buenas sensacones; el siguiente será más complicado: mantener el nivel y no perder los nervios cuando los sacks lleguen, que acabarán llegando. Sobre Fitzpatrick poco que decir, maquilló sus números en el último cuarto pero jugó de forma pésima, regalando el partido con tres intercepciones, sobre todo la de Cromartie que le deja el pick-six en bandeja.

- Bonus Track: Playcalling Ofensivo

El bonus track en la previa fue Tebow, ahora lo ampliamos a todo el playcalling ofensivo. El uso de Tebow se redujo a alguna jugada de option en momentos aislados que no tuvieron demasiado éxito. No tuvo continuidad aunque de haber sido más efectivo quizás lo habría sido. Sparano lo utilizó a modo de contrapunto, para incomodar a la defensa de Buffalo. Un dato curioso es que el primer touchdown se anotó justo después de una jugada con Tebow en el campo. ¿Tuvo una influencia directa? No me atrevo a decirlo así que ahí queda como dato.

Más allá de Tebow, el playcalling de Sparano fue bastante bueno. Equilibró bastante bien carrea y pase, supo explotar las debilidades de la defensa rival y aprovechó las mejores cualidades de Sanchez para vencer el partido. Exactamente lo que se le pedía. Sin duda uno más de los signos positivos del debut que nos permite soñar con una temporada exitosa. Mientras tanto, hay que prepararse para viajar a Pittsburgh para enfrentarse a unos Steelers que salieron derrotados de Denver a manos del nuevo Peyton Manning.

sábado, 8 de septiembre de 2012

5 Claves: Buffalo Bills @ New York Jets

Ya ha llegado el fin de semana esperado por todos, la temporada NFL 2012 comienza para los New York Jets este domingo en el MetLife Stadium con un duelo divisional ante los Buffalo Bills. Unos renovados Bills que han invertido fuerte en agencia libre para ponerse de una vez por todas al nivel de los Jets y amenazar la supremacía de los Patriots en la AFC Este. Desde 2009 no ganan los Bills a los Jets y desde entonces el parcial es favorable a los de New York 150-69. 

Manteniendo el formato de las previas de pretemporada y el que usaremos a lo largo del año, vamos a analizar las 5 claves de este partido:

- Mario Williams vs. Austin Howard y D'Brickashaw Ferguson

SuperMario fue la gran inversión de los Bills y será la mayor amenaza para la ofensiva Jet. Jugará como end de 4-3 la mayor parte del tiempo, moviéndose entre un lado y otro del campo así que se enfrentará a los dos tackles titulares: Howard y Ferguson. En principio parece mucho más desequilibrado el emparejamiento con Howard ya que estamos hablando de uno de los mejores pass rushers de la liga contra un recién llegado a la titularidad. Por eso mismo es de esperar que reciba toda la ayuda posible, ya sea de un línea ofensiva extra (Jason Smith), de un tight end o del backfield. En el lado izquierdo, cuando Ferguson tenga enfrente a Williams, seguramente veamos un uno contra uno. Ferguson está considerado como uno de los mejores left tackles de la liga pero viene de un año bastante flojo y ya desde el primer momento tenga que ofrecer su mejor nivel. 

- Darrelle Revis vs. Stevie Johnson

Uno de los pocos receptores capaces de sobrevivir en la Revis Island es Stevie Johnson. La temporada pasada consiguió 11 recepciones, 159 yardas y 1 TD, unos números que tampoco son una barbaridad pero estamos hablando de Revis y esa estadística le hace parecer humano. Ambos equipos buscan este emparejamiento: los Bills porque así consiguen centrar a Revis en un único jugador y los Jets porque su mejor cornerback cubre al mejor receptor rival. Este duelo saca lo mejor de cada jugador. Podemos ver a Revis en su faceta de shutdown corner durante todo el partido y a Johnson ejecutando una serie de rutas perfectas gracias a su magnífica técnica. Sin duda uno de los mejores duelos que los aficionados vamos a ver a lo largo de la temporada. 

- Juego de carrera de los Bills

Si bien es cierto que el sistema ofensiva de Buffalo es una spread offense que suele alinear 3 o 4 receptores abiertos en cada jugada, el juego de carrera es básico para ellos. Fred Jackson, de vuelta  tras su fractura de peroné, y CJ Spiller forman una pareja muy peligrosa, capaz de atacar al front seven rival de muchas formas. Enfrente se encontrarán una de las defensas más difíciles de sueprar. La baja de Po'uha por una lesión de espalda es un contratiempo pero en su lugar jugará Kenrick Ellis que lo ha hecho muy bien en pretemporada. Con Wilkerson, DeVito, Bryan Thomas, Bart Scott, Calvin Pace, etc. los Jets tienen jugadores de sobra capaces de frenar el juego de carrera del rival pero lo más importante será qué jugadores estarán en el campo. Por culpa de la spread offense, la defensa jugará casi siempre con un sistema nickel o dime, 5 o 6 defensive backs, por lo que el número de linebackers y líneas defensivas será reducido. Por ahí puede encontrar una ventaja Buffalo aunque en años anteriores no ha sido así ya que no han superado las 100 yardas terrestres en los 3 últimos enfrentamientos.

- Receptores Jets vs. Secundaria Bills

No parece una de las claves a priori pero el equipo que se imponga en este aspecto habrá dado un paso muy importante hacia la victoria. Los Bills draftearon a Stephon Gilmore, uno de los tres mejores CBs del draft, y tienen una buena pareja de safeties, George Wilson y Jarius Byrd, con una  intuición especial para los turnovers. Junto a ellos Aaron Williams (slot) y Leodis McKelvin, que son los puntos débiles de la unidad. Enfrente de ellos estará el joven e inexperto grupo de receptores de los Jets. Santonio Holmes y Dustin Keller son los más veteranos y los únicos que han producido en la NFL. Stephen Hill será titular y detrás de él Jeremy Kerley, Patrick Turner y Chaz Schilens. Visto lo visto parece un duelo decantado del lado Bill pero si los Jets saben aprovechar su sistema ofensivo y conectar pronto con Holmes y Keller para abrir el campo para el resto de jugadores podrían acabar dándole la vuelta a la tortilla.

- Mark Sanchez vs. Ryan Fitzpatrick

La lucha por ser el segundo mejor quarterback de la AFC Este por todo lo alto. Sanchez afronta su 4º año en la liga con toda la responsabilidad sobre sus hombros, este tiene que ser su año si quiere seguir al frente de un equipo NFL. La llegada de Sparano supone que jugará en un sistema que potenciará sus puntos fuertes y ocultará los débiles. ¿Lo más importante? Reducir los turnovers. Terminar este primer partido con una victoria y sin lanzar ninguna intercepción ni perder ningún fumble sería una gran noticia para Sanchez. Fitzpatrick está en una situación similar. La ofensiva de Chan Gailey; la spread offense de la que ya hemos hablado; está construida para ofrecerle múltiples opciones a Fitzpatrick, explotando los agujeros de la secundaria rival. En el debe de Fitzpatrick también está las pérdidas de balón ya que en ocasiones peca de atrevimiento y fuerza pases que acaban en las manos de la defensa.

Bonus Track: Tebow

Mike Tannenbaum y Rex Ryan han confirmado que usarán las jugadas diseñadas para Tebow, mal llamadas wildcat pero el nombre es lo de menos. Tannebaum dijo que podría representar un 10-20% del total de los snaps, unas 10 jugadas, y la prensa de Buffalo ha confirmado que el staff de los Bills no sabe muy bien qué se va encontrar. Hasta que lo veamos no sabremos cómo se va a utilizar ni cómo va a funcionar pero podría ser un punto clave del juego de ataque como contrapunto del sistema normal y así despistar a la defensa. Para terminar la previa de hoy, os enlazo un muy buen artículo del siempre recomendable Matt Bowen, que explica dos jugadas que podrían formar parte de ese paquete diseñado para Tebow: QB Power y Swap Boot.