viernes, 28 de diciembre de 2012

Encuesta final de temporada

En unos días termina la temporada regular 2012 de la NFL y en un par de meses Directo Jets cumplirá un año en funcionamiento. Antes de cambiar de tercio y meternos de lleno en el periodo de offseason, agencia libre, draft y demás; nos gustaría preguntaros a vosotros, nuestros lectores y seguidores, qué os ha parecido nuestra primera temporada en activo.

Para eso hemos preparado esta sencilla encuesta que no tardareis más de cinco minutos en completar. La opinión de nuestros lectores es muy importante así que os agradecemos vuestra colaboración de antemano.

viernes, 21 de diciembre de 2012

5 Claves: Chargers @ Jets

Quedan dos jornadas pero la temporada 2012 ya ha terminado para los New York Jets. La derrota el pasado lunes contra Tennessee Titans significó decir adiós a las escasas opciones de luchar por una plaza de wild card. Ahora toca mirar hacia delante y empezar a pensar en 2013. El primer caído ha sido Mark Sanchez que verá desde el banquillo el partido contra San Diego; Greg McElroy jugará su primer partido como titular en un movimiento que no ha sentado demasiado bien al entorno de Tim Tebow.

En lugar de centrarnos en las claves del partido ya que el resultado no importa (aunque más vale que consigan una victoria en el último partido en casa del año), nos fijaremos en 5 jugadores que serán el foco de atención en este final de temporada:

Greg McElroy

El hombre del partido sin ninguna duda. De QB3 a titular en apenas unas semanas no es algo que se vea todas las semanas en la NFL. McElroy tendrá la oportunidad de demostrar si puede jugar con los profesionales y si merece una oportunidad para luchar por la titularidad la próxima temporada. No será un partido sencillo para el ex de Alabama, los Chargers tienen un front-seven que le tendrá bajo presión durante mucho tiempo aunque su secundaria no es tan fuerte, especialmente los cornerbacks. Lo más importante será si el playcalling permite que McElroy lance con regularidad, no como contra Arizona cuando apenas pudimos verle lanzando el balón.


- Quinton Coples

Los dos últimos partidos han sido los mejores de Coples, su adaptación se está notando con el paso de las jornadas y el rookie está cada vez más cómodo. Rex dijo en rueda de prensa que en los dos últimos partidos le veremos algo más en el campo ya que hasta ahora apenas ha llegado al 50% de snaps. El emparejamiento con la línea ofensiva de San Diego es favorable para la línea defensiva ya que estamos hablando de una de las cinco peores unidades de la liga. Coples está en posición para completar un final de temporada excelente.

- Braylon Edwards

Edwards comenzó con buen pie su vuelta a los Jets, 3 recepciones para 47 yardas en Nashville y jugando como titular. La baja definitiva de Stephen Hill le permitirá disfrutar de más snaps y mejorar su situación de cara a una posible renovación de contrato en 2013. Además su presencia puede ayudar mucho a McElroy ya que es de lejos el receptor más experimentado de la plantilla y, visto lo visto el lunes, está en forma y con muchas ganas.


Shonn Greene / Bilal Powell

Está pasando algo desapercibido pero los Jets han encontrado el equilibrio en el backfield que tanto necesitaban con estos dos jugadores. Podríamos meter a Joe McKnight en la ecuación aunque su aportación ha sido tan escasa que de momento nos centraremos en Greene y Powell. Greene es agente libre a final de temporada y de momento no está nada claro si los Jets están interesados en que siga en el equipo. Estas dos últimas semanas podrían ser muy importantes para su futuro, sobre todo si el staff sigue controlando el juego de pase y le dan mucho protagonismo a la carrera. A Powell le ocurre algo parecido a McElroy, quizás no está en la carrera por ser titular pero sí podría aumentar su rol la próxima temporada si termina 2012 con buen pie.


- DeMario Davis / Antonio Allen


Otros dos rookies que aumentarán su tiempo de juego este domingo. Davis ha tenido sus altibajos esta temporada, llegando a ser titular en un par de partidos y jugando apenas 5-6 snaps en otros tantos. Allen ha estado en la plantilla activa durante dos periodos distintos en los que formaba parte de un paquete específico y lo hizo bastante bien. Los dos podrían formar parte de la defensa titular en los próximos años como linebacker interior y strong safety así que esta es una oportunidad perfecta para verles algo más y comprobar qué tal se están adaptando a la NFL.

sábado, 15 de diciembre de 2012

¿Qué hay de nuevo, viejo?

Dos años después de que los Jets decidieran quedarse con Santonio Holmes en vez de Braylon Edwards en la agencia libre por motivos económicos (no había dinero para los dos), los caminos del equipo y del receptor vuelven a encontrarse. Los Seahawks cortaban a Edwards a principio de semana y los Jets lo reclamaban mediante waivers; exactamente unos días después de que Braylon llamara idiotas a los que dirigen la franquicia vía Twitter tras el banquillazo de Sanchez.

Edwards formó junto con Holmes una pareja muy peculiar durante 2010: los Flight Boys (Jerricho Cotchery era el tercer miembro). Ninguno de los dos puede considerarse un receptor Top 10 de la NFL pero su compenetración con Sanchez, especialmente en los momentos finales, era especial. Personalmente tengo grandes recuerdos de esa temporada protagonizados por estos dos jugadores: la remontada cotnra Houston Texans, las victorias en la prórroga contra Lions y Browns, la ronda divisional en Foxboro... Fui partidario en su momento de mantener a ambos jugadores, igual que lo fui esta pretemporada de fichar a Edwards; así que tengo que reconocer que estoy bastante contento con la vuelta del #17.


Pero no todo son buenas noticias con este fichaje. Los Seahawks cortaron a Edwards, según su propio head coach, Pete Carroll, porque tenía una lesión muscular que no iba a permitirle jugar en los tres partidos que quedaban. El equipo médico de los Jets le ha dado permiso para entrenar y aunque aún no lo ha hecho al 100%, el jugador y el staff ven con buenos ojos que participe este mismo lunes en el partido contra los Titans. Esta reacción es normal por parte de la franquicia, no van a salir diciendo que es cierto, que Edwards no puede jugar y que le han traído para nada; así que ya veremos con el paso de los días qué hay de verdad en su disponibilidad para este final de temporada.

¿Qué puede aportar Braylon en el campo? Él puede ser la amenaza profunda que se ha echado en falta toda la temporada. Los problemas, tanto físicos como de adaptación, del rookie Stephen Hill han impedido que se le pudiera incluir en el gameplan de forma continua como deep threat y se ha echado en falta ese tipo de lanzamientos en el juego de pase. Con Edwards sano, Sparano tiene a su disposición no sólo un jugador capaz de estirar el campo sino un receptor que cuenta con la confianza de Sanchez; algo que tampoco ha habido este año con casi todo el cuerpo de receptores recién llegado. 


No podemos esperar milagros de un jugador recién llegado y que tiene que aprenderse un playbook nuevo pero Braylon Edwards siempre ha sido un favorito de la afición y su regreso genera mucha ilusión en una temporada que ha sido muy decepcionante. Ojalá su vuelta también valga para sacar alguna sonrisa a Mark Sanchez y esto le ayude a elevar su juego en este final de temporada, en el que, por raro que suene, los Jets se juegan un billete a los playoffs.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Análisis: atacar la Cover-2

Una semana más volvemos al cuarto de vídeo para analizar una jugada importante del partido del fin de semana. Esta jornada nos centramos en el ataque en un momento clave para cerrar el partido sin apuros y prácticamente sellar la victoria sobre los Jaguars. Mark Sanchez pasó totalmente desapercibido durante 60 minutos salvo en esta jugada, que sin duda fue una de las más destacadas del encuentro. Vamos con ella:


Personal básico en ambos equipos. Los Jets salen con personal 21 (2 running backs, 1 tight end y 2 wide receivers) en formación strong, con el fullback en el lado fuerte. Jeremy Kerley (derecha) y Chaz Schilens (izquierda) son los receptores, Jeff Cumberland el tight end y Bilal Powell el tailback.  Los Jaguars juegan con su defensa base: una 4-3 con defensa en zona, cover-2 en este caso.

Antes de pasar a describir las zonas de cobertura y las rutas de cada jugador hay que incidir en el contexto de la jugada: 3ª&8, a 2:56 de final de partido con los Jaguars con 2 tiempos muertos disponibles y 7 puntos abajo. Devolver la posesión al rival en este momento y en esta situación de campo podría ser letal para los Jets. Aún así, tienen dos opciones: correr y obligar a Jacksonville a perder unos segundos muy valiosos o gastar un tiempo muerto; o jugársela al pase e ir a por el primer down.


El concepto ofensivo es relativamente sencillo pero muy efectivo contra esta defensa. Todos los receptores corren rutas verticales con la intención de atacar la zona profunda de la secundaria. Los dos jugadores en el backfield se quedan a bloquear mientras que Kerley, Cumberland y Schilens salen a recibir. La cover-2 de Jacksonville es la más usual: dos safeties profundos que se dividen el campo a la mitad y cornerbacks y linebackers cubren por debajo para cortar pases o defender rutas cortas. La zona sobre la cual se sitúan estos defensores es la línea de primer down, más o menos la yarda 20; con el objetivo claro de impedir que los Jets consigan superar esa línea.

El objetivo de esta jugada mandada por Tony Sparano es atacar a los safeties en superioridad y obligarles a elegir a quién cubrir. Los tres receptores de los Jets superan la barrera formada por los defensores en la línea de 20 y los safeties tendrán que elegir a quién cubrir: dos jugadores no pueden cubrir a tres así que lógicamente uno quedará libre y será el que reciba el balón. Esta jugada es de las más usadas para batir la cover-2 y especialmente el pase al tight end que ataca el seam, el punto de separación de las zonas cubiertas por cada safety y la del middle linebacker.


Desde un ángulo mayor podemos analizar cómo se desarrolla la jugada centrándonos en Cumberland. La imagen (1) muestra la situación cuando Sanchez realiza el snap, lo mismo que habíamos visto antes, en esta ocasión señalando la distancia entre Cumberland y Posluzsny, el middle linebacker. En la segunda imagen vemos cómo ninguno de los tres linebackers cae en cobertura de primeras. Los linebackers exteriores incluso dan un paso hacia adelante esperando una jugada de carrera mientras que el MLB da un paso lateral. Cumberland por su parte realiza un release rápido y recorta la distancia a la mitad antes de que Sanchez complete su dropback, apenas quedan 4-5 yardas más para que llegue a la zona libre.

La imagen (3) vemos cómo una vez Cumberland supera la línea de 20 y estando en paralelo con los linebackers, Sanchez ya está ejecutando el pase y a punto de soltar el balón. La ventaja del tight end es tremenda: en velocidad, mirando al QB y con su defensor (Posluzsny) en una posición terrible para cubrirle. Fácil para Cumberland y fácil para Sanchez como se ve en la cuarta y última imagen ya que el colchón sobre Posluzsny es ya de casi cinco yardas y prácticamente diez respecto a ambos safeties. ¿Por qué están tan lejos los safeties? Porque desde el primer momento se sitúan muy alejados del medio del campo, fuera de los números para cubrir a los receptores. En la primera imagen se ve cómo están moviéndose en esa dirección, dejando un agujero inmenso en el medio.

Esta jugada a pesar de su simplicidad relativa y común uso en toda la liga es algo que no hemos visto apenas ni este año ni el anterior. Los pases profundos han destacado por su ausencia cuando es una de las cosas que mejor sabe hacer Sanchez, dentro de unos límites por supuesto pero sin duda mucho mejor que pases cortos en una zona similar a la que hemos visto en esta jugada por poner un ejemplo rápido. Si el staff quiere confiar en Sanchez, este es el tipo de pases y lecturas que deben utilizar.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Diseccionando la intercepción de Landry

Por segunda semana consecutiva volvemos a centrarnos en la defensa de los Jets, por motivos obvios, pero en esta ocasión por una acción positiva, entre las muchas que hubo en el partido del domingo. La intercepción de LaRon Landry, la segunda de la temporada, fue en un momento clave, tras la tercera intercepción de Sanchez, devolviendo así el balón al ataque y en una posición de campo muy favorable.

Esta jugada es un ejemplo de lo que es capaz de hacer esta defensa cuando consigue crear situaciones favorables en tercer down. Un pase incompleto y un carrera de una yarda en los dos primeros intentos, dejó a los Cardinals con un 3&9 en su yarda 32. Esta es la formación original en ambos equipos:


Arizona sale con personal posse (1 running back, 1 tight end y 3 receptores), formación shotgun y 4 receptores abiertos: tres a la derecha y uno a la izquierda. Como veremos más adelante, Rob Housler (tight end) hará motion hacia la izquierda y se situará en el backfield al lado derecho de Lindley. Por tanto, la formación quedará con Larry Fitzgerald solo a la izquierda, Early Doucet abierto a la derecha y Michael Floyd como slot derecho. William Powell es el running back.

New York sale con un personal interesante al campo: 7 defensive backs (3 safeties y 4 cornerbacks), 3 linebackers y 1 línea defensiva. El rookie Coples es el único linea y está alineado como nose tackle, Calvin Pace y Garret McIntyre se sitúan a su lado como ends de una línea de 3 jugadores. David Harris, Eric Smith y Yeremiah Bell están amenzando con el blitz mientras el resto de DBs está en cobertura: Antonio Cromartie y Ellis Lankster en man-to-man con sus respectivos receptores y los otros tres (LaRon Landry, Kyle Wilson y Donnie Fletcher diviéndose las responsabilidades. Para determinar qué tipo de defensa es veamos qué pasa una vez Housler hace el motion al backfield:


Ahora podemos ver mejor cuál es el plan defensivo en esta jugada. Se trata de un sistema parecido al que analizamos la semana pasada en el touchdown de Vereen: Cover 1. Landry es el safety profundo y todos los defensores por debajo de él defienden al hombre. Los dos CBs exteriores como ya habíamos comentado en el punto anterior, Fletcher a Floyd y Wilson a Housler. Hasta aquí más o menos todo normal. La cuestión ahora es descifrar quién entra en blitz, 6 jugadores amenazan dentro de la zona negra, y quién cubrirá a Powell si sale del backfield a recibir.

Para un quarterback con más experiencia esto no supondría un reto demasiado complicado. Eric Smith y Yeremiah Bell está en el lado de Powell así que se puede asumir que uno de los cubrirá al corredor. Pero Lindley es un rookie, con solo 7 cuartos de experiencia en la NFL y, como pudimos comprobar, muy susceptible a la presión del pass rush rival. Algo evidente cuando manda a Housler al backfield a pesar de tener 6 jugadores (incluyendo a Powell) para bloquear a 6 potenciales rushers. Aquí es donde los Jets empiezan a tomar ventaja en la jugada.

En la siguiente imagen se aclara la situación:


En blanco las rutas de los receptores de los Cardinals (la de Fitzgerald no se ve bien en el vídeo pero se intuye que es algo así), en rojo las coberturas hombre a hombre más la zona que cubre Landry y en negro las lecturas de Wilson y Smith de sus hombres, que se quedan bloqueando finalmente. Ahora queda claro qué es lo que hacen los Jets: Smith es el que cubre a Powell y el jugador que queda libre, Bell, cubre a Fitzgerald por debajo, permitiendo a Cromartie un colchón mucho más grande en el pre-snap y leer los ojos del quarterback.

El pánico ante un pass rush potente que lleva a Lindley a protegerse con dos bloqueadores extra acaba causando una inferioridad en el otro lado ya que los Jets acaban teniendo prácticamente dos hombres para cubrir cada receptor que sale en ruta. La primera lectura de Lindley es Fitzgerald y en cuanto ve la doble cobertura mira para otro lado. El siguiente es Michael Floyd, que tiene un paso de ventaja sobre Fletcher, y Lindley aprieta el gatillo. ¿Buena decisión? Más o menos. ¿Buena ejecución? Nada de eso.


En primer lugar, si algo tiene Lindley es un cañón por brazo, de ahí la imagen tan borrosa. En segundo lugar, el círculo blanco de la derecha señala dónde está Doucet y lo solo que estaba. Lankster se comió completamente el comeback de Doucet y si Lindley hubiera completado su progresión seguramente habría sido pase completo y quizás primer down. Pero el pase fue hacia Floyd, que como vemos en la imagen tenía una distancia suficiente sobre Fletcher. El problema es la dirección del pase, que en vez de ir hacia delante y permitir que Floyd aproveche esa ventaja sobre su defensor, va hacia atrás; obligando al rookie a frenarse y permitiendo a Landry reaccionar y saltar sobre el balón justo a tiempo.

En el detalle en la parte superior izquierda se ve muy bien cómo afecta el pase retrasado de Lindley. Cuando Landry realiza la intercepción, Fletcher ha recuperado toda la distancia perdida con Floyd. Este es un error que no debe resultar extraño a ningún seguidor de los Jets ya que Sanchez suele cometerlo al menos una vez por partido. Los grandes quarterbacks no sólo completan pases sino que lo hacen dejando a sus receptores en la mejor posición posible para ganar yardas después de la recepción. En este caso, Lindley consigue justo lo contrario: dificultar la jugada a su compañero y facilitársela al rival.

Como decíamos al principio esta jugada es un buen ejemplo de lo que es capaz esta defensa en situaciones favorables: usar frentes poco comunes y mezclar coberturas para confundir al quarterback. Por eso Rex Ryan suele tener éxito contra QBs rookies o inexpertos poco acostumbrados a este tipo de situaciones. Una lectura errónea pre-snap (no reconociendo el pass rush) más una decisión - ejecución mala acaban pasando factura.

martes, 4 de diciembre de 2012

¿Y ahora qué?

En la jornada 13 llegó el momento que muchos preveían que ocurriría esta temporada: Mark Sanchez sustituido, al banquillo en mitad de un partido. Donde falla la previsión es en el jugador que le sustituyó, ¿Tebow? No, Greg McElroy. Como veníamos comentando hace unas semanas, las decisiones del staff en torno a Tebow daban a entender que su fichaje fue un movimiento que poco tenía que ver con lo deportivo y sí con lo extradeportivo. Que McElroy haya jugado como quarterback antes que Tebow es la confirmación definitiva.


El partido de Sanchez no estaba siendo ni mucho menos el peor de la temporada. Las tres intercepciones lo estropean mucho claro pero contra Miamia o Seattle jugó mucho peor y en ningún momento se tomó la decisión de sentarle. ¿Qué tenía de diferente el partido contra Arizona para que desatara el cambio de quarterbacks? Por primera vez en la temporada, el backup no era Tebow sino McElroy debido a la lesión en las costillas del primero y realizar el cambio no implicaría meterse en la espiral de la "Tebowmanía"; algo que se ha estado evitando durante toda la temporada.

El otro motivo, del que se está hablando poco, es que Rex Ryan se complicaría muchísimo su futuro con una derrota en casa ante los Cardinals. El marcador seguía 3-0 bien entrados el tercer cuarto y el ataque era incapaz de anotar; sin olvidar que Folk mandó dos field goals al palo; dos field goals que podían haber cambiado no sólo el resultado sino el futuro de los Jets. Ante esta situación, Ryan decide sacar a McElroy con el objetivo de encender alguna chispa en ataque y lograr los puntos necesarios para ganar. 


El ex-jugador de Alabama salió al campo y los ánimos de la grada y del equipo se encendieron. La forma en que reaccionó el equipo cuando Sanchez fue sentado fue increíble, una energía que hacía mucho tiempo que no se veía en este estadio. Es cierto que McElroy apenas hizo nada sobre el campo, entre la excitación por jugar sus primeros snaps en la NFL y que el playcalling fue muy sencillo, no podemos hacer ninguna valoración sobre su nivel pero sí quedó bastante claro que el equipo está a gusto con él a los mandos.

La cuestión ahora es cuál es el camino a seguir. En este artículo ya comentamos las opciones en 2013 y los pros y contras siguen siendo los mismos. Quedan 4 partidos de esta temporada y aunque sigue habiendo opciones matemáticas de clasificarse para playoffs son tan remotas que merece la pena dedicarle más tiempo a la planificación del año que viene que a una causa perdida. Y ahora la pregunta clave, ¿quién será titular el próximo domingo en Jacksonville?

La elección de los aficionados es prácticamente unánime: Greg McElroy. La gente quiere ver algo distinto y el chaval se ha ganado más tiempo de juego tras la victoria contra Cardinals. A Sanchez le vendrían muy bien 4 partidos en el banquillo, liberando tensiones y preparándose para un nuevo comienzo la próxima temporada. Tebow es el que quedaría en tierra de nadie, donde ha estado toda la temporada, y su continuidad en New York se podría descartar definitivamente. Rex Ryan dijo en rueda de prensa que Tebow está en la ecuación pero lo cierto es que parece la apuesta más remota; siempre y cuando la decisión la tomen los entrenadores porque si la toma el owner...


Ahora bien, una cosa es lo que quieran los aficionados y otra lo que haga el staff. Por mucho que Rex diga que aún no ha tomado la decisión (lo sabremos entre martes y miércoles) lo más seguro es que tenga muy claro quién va a jugar. Y la opción más lógica es Mark Sanchez. Los Jets han invertido mucho dinero como para pasar de él de un día para otro. Además los Jaguars parecen el rival propicio para que recupere algo de confianza. Los dos próximos partidos, Jaguars y Titans, son fuera de casa, algo que también juega a favor de Sanchez, para intentar calmar a la grada antes del siguiente partido en casa contra Chargers.

Más pronto que tarde saldremos de dudas, mientras tanto, ¿a quién queréis vosotros como quarterback titular?

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Diseccionando el touchdown de Vereen

(Antes de empezar con el artículo quiero agradecer de nuevo a Mario (@mario_clp) por su gran ayuda para entender la defensa de los Jets en esta jugada. De hecho lo único que voy a hacer es ampliar algo más la conversación que tuve con él en la que me lo explicó y poner las capturas de la jugada. Si tenéis Twitter y no le seguís ya estáis tardando en hacerlo. No sólo sabe de conceptos técnicos y tácticos, si queréis información de algún prospecto del draft, él es vuestro hombre)

Los 52 segundos del terror de la noche de Thanksgiving fueron producto de los errores cometidos por los jugadores y también de la casualidad pero el primer touchdown anotado por los Patriots en ese tiempo poco tuvo que ver con lo segundo. La defensa dio una oportunidad de oro a Brady para ampliar el resultado rápidamente y el QB de los Patriots no desperdició semejante regalo.

Estas son las formaciones en la jugada:


Los Patriots están con personal 12: 1 running back (Vereen, a la izquierda de Brady) y 2 tight ends (Fells y Hernandez a la derecha de la formación). Brandon Lloyd está en el slot aunque, como indica la flecha blanca, Wes Welker hará el motion hacia su derecha y ocupará el slot finalmente. Es una formación cerrada, ningún jugador fuera de los números y con un lado fuerte con 2 TEs por lo que se podría pensar en una jugada de carrera aunque la formación shotgun levanta sospechas.

Los Jets están en personal Big Nickel: 5 defensive backs pero con un extra safety, Eric Smith, en vez de un cornerback. La formación es Cover 1 Robber: un solo safety profundo (Yeremiah Bell, flecha negra); un robber, que cubre la zona media del campo (David Harris) y los otros 5 jugadores en defensa hombre a hombre. Lo vemos en la siguiente imagen (en verde defensa en zona; azul, al hombre):


Veamos ahora las rutas de los receptores de los Patriots:


El alineamiento de Welker y Lloyd tras el motion del primero es un concepto "stack", con los dos receptores juntos. A partir de aquí, corren rutas similares para crear dos niveles de lectura a Brady: Welker rompe hacia dentro a 10-12 yardas de la LOS y Lloyd lo hace a unas 20 (fuera de la imagen). Daniel Fells, tight end interior, se queda a bloquear mientras que Hernandez corre una ruta paralela a la línea de scrimmage. La ruta de Vereen saliendo del backfield os sonará si habéis jugado al Madden: wheel route.

Como resultado de estas rutas la situación a derecha e izquierda de la jugada cambia en el lado defensivo. Wilson y Landry en el lado fuerte leen el release de sus receptores y caen en zona según dicho release. Podemos ver a Wilson cayendo en cobertura unas 15 yardas de profundidad para defender una posible ruta que cruce el campo (como la de Welker) en cuanto ve que Hernandez no va a realizar una ruta profunda. Landry ve que su hombre se queda a bloquear y acaba cubriendo aire ya que nadie ataca esa zona. Lo vemos en la cámara trasera:


Wilson ha dejado de mirar a Hernandez, que ahora es responsabilidad de Harris al pasar por su zona; y ya está mirando a Welker. Landry sigue mirando al backfield tras leer el bloqueo de Fells y se ve perfectamente que no tiene nadie a quien cubrir. El concepto "pattern readings" es muy interesante para cambiar a defensa zonal cuando el ataque presenta formaciones que complican la cobertura man-to-man como bunch (como el que vimos en la intercepción de Sanchez en Seattle) o stack o cuando uno de los jugadores a cubrir se queda a bloquear, como Fells en esta ocasión.

Centrémonos ahora en el mismatch entre Scott y Vereen que acaba desembocando en touchdown. El desequilibrio es evidente ya antes del snap, Bart no está ya para muchas carreras en cobertura y menos contra un tipo que hizo un tiempo de 4.50 en las 40 en la Combine. Ventaja para New England antes de empezar. El punto de juego, set y partido llegó cuando Brady termina su dropback, mira lo que tiene delante y ve esto:


Bart Scott decide intentar ralentizar a Welker en lugar de acudir a su cobertura inmediatamente. ¿Por qué hace esto? Ojalá lo supiéramos... Bien sea porque no se ha enterado de la jugada o porque actúa por su cuenta, Scott no cubre a su hombre y vemos la zona (en negro) que tiene Vereen por delante para recibir y ganar yardas. Una zona que se hará mucho mayor cuando las rutas de Lloyd y Welker lleven a sus defensores, Cromartie y Smith, hacia dentro; alejándoles todavía más de la jugada. Brady gira la cabeza una décima de segundo después del momento de la imagen anterior y el resto de la jugada es un deprimente intento de Scott y Smith de dar alcance a Vereen. A pesar de los errores defensivos, hay que destacar el gran diseño de la jugada por parte de los Patriots, atacando donde más débil es la defensa Jet: linebackers en espacio abierto.

Esta anotación fue el principio del fin para los Jets. Mejor dicho, el primer capítulo tras el prólogo protagonizado por la intercepción de Sanchez y el fumble de Greene. Es muy fácil, y correcto, señalar a Bart Scott como culpable; de hecho no volvió a pisar el campo tras esta jugada. Comete un error infantil al no cumplir con su asignación en la defensa y eso es inadmisible a este nivel. De ser tan lento no debemos culparle a él sino al que le pone a jugar en esta situación. No sé cuánto tiempo llevaremos pidiendo que DeMario Davis ocupe su sitio en passing downs pero si hacían falta más pruebas aquí están.

sábado, 24 de noviembre de 2012

52 segundos de vergüenza

¿Se puede perder un partido de football en menos de un minuto? ¿Se pueden anotar 3 touchdowns apenas 50 segundos? Hace unos días habría respondido con un no rotundo, el football es un deporte imprevisible en el que se han visto cosas que todos considerábamos imposibles pero ¿esto? Nunca habría imaginado que algo así pudiera suceder en un partido de la NFL. Hasta que llegó el día de Acción de Gracias, el Thursday Night y el enfrentamiento entre Jets y Patriots para hacer realidad lo imposible.

Fumble de Shonn Greene en 4&1, touchdown de 83 yardas de Shane Vereen a pase de Brady, fumble ridículo de Mark Sanchez recuperado y retornado para touchdown por Steve Gregory, fumble de McKnight en el retorno de kickoff recuperado y retornado para touchdown por Julian Edelman. 52 segundos, apenas 6 jugadas y 21 puntos. Todo esto delante de los ojos de todo Estados Unidos que estaba cenando el típico pavo de Thanksgiving. ¿Hay algo más que embarazoso que esta sucesión de jugadas? Sí lo hay, que una de estas jugadas sea la siguiente:


Poco se puede decir de semejante despropósito. Todo lo que pudo salir mal, salió mal e incluso peor. Y así se acabó el partido porque aunque antes de todo esto Sanchez ya había tirado una intercepción matando un drive que hubiera acabado como mínimo en field goal, la defensa estaba aguantando relativamente y en ataque se estaban moviendo las cadenas. Pero una desventaja de 28 puntos a mediados del 2º cuarto es una montaña demasiado alta para este equipo. Y más tras los 52 segundos fatídicos.

Esta derrota contra los Patriots llega justo después de la cómoda victoria en St.Louis que encendió de nuevo los ánimos de los aficionados y las esperanzas de una carrera por los playoffs en el último tramo de la temporada. Este regreso a la realidad por la fuerza supone un palo muy fuerte para los más optimistas pero no es más que la realidad de este equipo: cuando las cosas salen bien (Bills, Colts, Rams) muy bien, cuando salen mal (Niners, Dolphins, Seahawks, Patriots), muy mal. La realidad de un equipo normalito tirando a mediocre.

Por raro que parezca sigue habiendo opciones matemáticas de entrar en playoffs. El calendario que queda no es muy duro: cuatro equipos con record 4-6 y uno con 1-9. No es muy duro pero son rivales de nivel parecido al de los Jets así que es difícil pensar que se pueden ganar al menos 4 partidos para luchar por la plaza de wild card. La parte negativa de que el calendario sea sencillo es que el record final del equipo no será suficiente para tener un pick alto en el draft. Sí, ya no queda otra que ir mirando hacia el draft definitivamente...

Entre unos y otros han conseguido que los Jets sean objeto de las risas de toda la liga. La vergüenza de la liga. Como aficionados no nos queda otra que esperar que los responsables tomen medidas a final de temporada y la situación del equipo vuelva a retomar la dirección adecuada.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

5 Claves: Patriots @ Jets

Partido de Acción de Gracias, partidazo contra los Patriots en el MetLife Stadium. La situación es relativamente similar a la del primer enfrentamiento en Boston. Una victoria supondría un subidón anímico tremendo para los Jets mientras que una derrota no cambiaría demasiado el panorama tal y como están las cosas. Y es que no hay que dejar que la buena victoria contra St. Louis nos ciegue. Los Jets aún están a 2 victorias de los puestos de playoffs y para tener opciones de luchar por postemporada habría que ganar mínimo 5 de los 6 partidos que quedan. ¿Se pueden ganar esos 5 partidos? Viendo el calendario, a priori sí... Pero esto es la NFL y no hay victorias seguras ni mucho menos y remontar 2 partidos de desventaja en 6 jornadas es una tarea muy complicada.

Vayamos paso a paso y el primer obstáculo son los Patriots de Belichick y Brady. Estas nuestars claves para el partido:

- Pass rush (noquear a Brady)

La clave por excelencia de los duelos contra los Patriots: incomodar a Brady. ¿Y cuál es la mejor manera de incomodarle? Que esté en el suelo el mayor tiempo posible. Mo Wilkerson está empezando a demostrar todo su potencial y lleva dos partidos a un nivel altísimo, especialmente contra la carrera pero también en el pass rush. Este año Rex ryan y Mike Pettine está ordenando menos blitzes así que será decisiva la capacidad de los hombres de línea de presionar: Coples, DeVito, etc. y los linebackers: Scott, Pace, Thomas... La aportación de Ricky Sapp, DeMario Davis y Garret McIntyre en passing downs será decisiva también.

- Secundaria

La otra clave es cubrir lo mejor posible todas las opciones de pase que tiene Brady. La baja de Gronkowski es un alivio muy grande ya que es representa un matchup físico muy difícil de superar. Aaron Hernandez tendrá un rol mayor y seguramente Landry se encargue de él como hizo con Gronkowski en el primer partido. Cromartie, Wilson y Lankster se repartirán a Lloyd, Welker y Edelman aunque lo más probable es que veamos bastante defensa en zona para cubrir el medio del campo. Welker ha sido el mayor dolor de cabeza en los últimos años y sigue siéndolo, Trufant fue el elegido para cubrirlo en Foxboro pero está en IR así que en defensa hombre a hombre habrá que ver por quién apuesta Rex.

- Rotación de running backs

Por fin! Media temporada pidiéndolo y por fin el domingo pasado Sparano se decidió a repartir los toques en el backfield. Greene sigue siendo el que mayor protagonismo tiene pero Powell recortó mucho las distancias (y anotó sus dos primeros TDs en la NFL) y McKnight también tuvo su aportación en ataque. Esta es la mejor forma de aprovechar un grupo quizás algo falto de talento pero que se puede complementar muy bien si se usa de la forma adecuada. Y cuando el juego de carrera funciona, Sanchez se beneficia y todo el ataque funciona mucho más fluido.

- No más fallos en equipos especiales

La unidad más segura en los últimos años está siendo la peor esta temporada. Field goals y punts bloqueados, retornos para touchdown y fakes fallidos y mal ejecutados. El primer partido contra Patriots es el mejor ejemplo. Justo después de anotar el primer touchdown y poner el 7-0 en el marcador, la cobertura del kickoff hace aguas y McCourty lo devuelve para TD y empatar el partido. Los dos únicos field goals fallados por Folk han sido bloqueados y ese tipo de errores en un partido como el del jueves pueden ser decisivos.

- Sanchez, Sanchez, Sanchez

¿Pueden ganar los Jets con un mediocre Sanchez? Lo han hecho en e pasado pero no contra los Patriots. Sus números en derrotas contra los de New England son los siguientes: 89/160 (55%), 220 yardas por partido, 5 touchdowns y 10 intercepciones; mientras que en las 3 victorias que ha conseguido fueron: 51/77 (66%), 192 yardas por partido, 7 touchdowns y 0 intercepciones. Se puede sacar una conclusión de esta estadística: si Mark lanza una intercepción, partido perdido. Es vital que Sanchez juegue lo mejor posible y sobre todo que reduzca al mínimo sus errores. Aprovechar las debilidades de la defensa de New England en la zona media-profunda del campo y atacar con Kerley, Hill y Gates. Una opción que no se está usando en los últimos partidos es la de Keller y en partidos como este podría ser muy importante.

martes, 13 de noviembre de 2012

Diseccionando la intercepción de Sanchez

La derrota ante los Seahawks será recordada como otra más en la que Sanchez un error imperdonable con consecuencias directas en el resultado final. Esta es la cuarta intercepción en la redzone que tira esta temporada, una cifra inadmisible para un quarterback titular. Ya son 4 años en la NFL, más que suficientes para no sólo no cometer errores de novato sino para no repetirlos una y otra vez. Vamos a analizar cómo se produjeron dichos errores en este partido paso a paso:


Esta es la jugada de la intercepción. Los Jets salen con personal Posse (1 running back, 1 tight end, 3 receptores) y formación Bunch (3 receptores a un lado, 1 al otro). Hay 3 jugadores que no se ven en la imagen, señalados con las flechas. Las dos flechas negras indican los cornerbacks, Richard Sherman a la derecha, Brandon Browner a la izquierda. La flecha blanca señala a Clyde Gates. Por la alineación de la defensa se puede intuir que es una defensa en zona, Sherman no está frente a ningún receptor, los safeties muy abiertos...

Las rutas de los receptores y las coberturas de la defensa se desarrollan de la siguiente manera:


Keller realiza un out a la altura de la yarda 2, Hill un in en el fondo de la endzone y Kerley realiza un ángulo fuera-dentro para llegar al fondo de la endzone también. Powell sale del backfield para ofrecer una opción de pase en el medio del campo. La zona de Seattle se divide en tres partes: a la izquierda, Browner y Earl Thomas (flecha negra) se encargan de cubrir a Gates, en el medio los dos linebackers (Leroy Hill #56 y Bobby Wagner #54) y el defensive tackle (Jason Jones #90) cubren la zona intermedia y a la derecha, Kam Chancellor #31, Marcus Trufant #23 y Sherman cubren esa zona.


Este es el momento del primer pump fake de Sanchez. Hill ya está pidiendo el balón y la ventana parece suficiente para realizar aunque es cierto que los 3 jugadores de Seattle que cubren el medio pueden interponerse entre el balón y el receptor. Aún así hay un hueco bastante evidente a la espalda del #56 y el pase podría haberse lanzado por encima suyo, donde sólo Hill hubiera llegado. ¿Por qué hace Sanchez un pump fake en vez de soltar el balón? Su intención parece ser mover al safety Chancellor hacia la izquierda y liberar a Kerley. Chancellor apenas mueve la cadera ligeramente sin perder la posición en ningún momento.

Pasamos ahora a la cámara lateral para ver lo que pasa a la derecha del campo, donde se produce la acción. Primer pump fake:


Como veíamos en la cámara trasera, Sanchez está mirando al frente y no ve nada de lo ocurre a su derecha. Keller ha hecho el corte en su ruta hacia fuera y está libre, con espacio suficiente para recibir y llegar a la endzone. Dentro de la endzone, Kerley también está saliendo de su corte y también tiene espacio por delante aunque esta opción es mucho más complicado con dos jugadores, Trufant por delante y Chancellor lateralmente, en posición de cortar el pase.

Segundo pump fake:


Aquí empieza el desastre. Sanchez realiza un segundo amago cuando ya está mirando en dirección a Keller, que sigue solo y con espacio para recibir. Ahora ya está en peor posición para llegar hasta la endzone pero sigue siendo una opción de pase clarísima. ¿Qué pretende Sanchez con este amago? Probablemente lo mismo que con el anterior, liberar a Kerley atrayendo la atención hacia Keller. Podemos pensar por esto mismo que la jugada estaba diseñada para Kerley pero este pump fake sobraba totalmente ya que la ventana para pasar a Kerley era muy pequeña antes y prácticamente inexistente ahora. ¿Qué consigue Sanchez con el amago entonces? Cantarle el pase a la defensa. La única opción real después de esto habría sido mirar a Powell que se había recuperado de su resbalón y podría haber conseguido alguna yarda extra.


Y llegamos al pase. Una vez más, Sanchez toma la opción equivocada, lanzando casi 2 segundos tarde a un Keller que está solo desde que hace el corte en su ruta y además la ejecución no es la mejor posible. Las dos trayectorias en blanco son los dos pases que podría haber lanzado Sanchez. Elige la peor opción: un pase alto, muy flotado, dando tiempo más que suficiente a Sherman que ya estaba listo para saltar en cuanto Sanchez carga el brazo por segunda vez en la misma dirección.

Esta intercepción es un punto de inflexión definitivo en el partido. Tal y como estaba jugando la defensa, si los Jets se ponen por delante el encuentro se ponía muy cara para los de Rex Ryan. Esta oportunidad perdida dio alas a los Seahawks que dieron el empujón necesario para llevarse la victoria. 

¿Qué hubiera pasado si Sanchez pasa a Keller en este momento? Nunca lo sabremos...


viernes, 2 de noviembre de 2012

El quarterback de 2013

En la semana de descanso la actualidad de los equipos se para y se dedica el tiempo a repasar lo ocurrido hasta ahora y a analizar lo que está por venir. En Directo Jets echaremos un vistazo a una situación que venimos comentando desde verano y a la que antes o después habrá que hacer frente: ¿quién será el quarterback titular en 2013? No es la única situación comprometida a la que habrá que enfrentarse durante la próxima offseason pero ésta, la del puesto del QB, podría marcar la agenda de los próximos meses.

¿Qué opciones tienen los Jets? Cinco. Los tres quarterbacks que tienen en plantilla: Mark Sanchez, Tim Tebow y Greg McElroy, y hacerse con otro de fuera por las dos vías que se puede hacer en la NFL: agencia libre y draft. Analicemos cuáles son los pros y los contras de cada opción:

Mark Sanchez

- A favor: para empezar, Sanchez tiene un salario de 8.75 millones garantizados en 2013; cortarle significaría perder algo más de 4 millones de salary cap. Eso podría ser motivo más que suficiente para mantenerle un año más como titular pero tampoco podemos olvidar que Sanchez era el quarterback cuando este equipo llegó a dos finales AFC consecutivas. Así que sí se pueden conseguir victorias con él al mando. Esta temporada Sanchez ha mostrado ligeros progresos en algunos aspectos del juego como manejo del pocket y lectura de rutas y aunque su evolución es y ha sido muy lenta, tener paciencia un año más no hace daño a nadie.

- En contra: ¿qué ha hecho en la última temporada y media para ser titular en la NFL? Muy poco. En otro equipo, con otro backup, ya habría probado el banquillo en más de un partido. Su nivel de juego ha sido tan inconsistente y rozando niveles tan bajos que muchos se plantearían seriamente si compensar perder esos 4 millones de salary cap y perderle de vista para siempre. Un equipo que quiera aspirar a ganar la Super Bowl no puede permitirse el lujo de jugar con un quarterback incapaz de realizar lecturas correctas pre-snap y que dé la sensación de que va a perder el balón en cada jugada.

Tim Tebow

- A favor: Tebow demostró en Denver que cuando un equipo está decidido a apostar por él es capaz de conseguir buenos resultados. Es evidente que esta temporada los Jets no tienen ninguna intención de que juegue de quarterback pero con una pretemporada de por medio las cosas podrían cambiar. El estilo de juego de Tebow encaja bastante bien con la filosofía ground&pound y apoyándose en una defensa fuerte, podría repetir éxitos pasados.

- En contra: si Sanchez ha demostrado poco para ser titular en la NFL, Tebow ha demostrado menos, hablando exclusivamente de sus habilidades como quarterback. Es cierto que no ha tenido ocasión de jugar en esa posición durante la temporada pero lo poco que vimos en los partidos de pretemporada, Tebow no mostró ningún tipo de evolución respecto a lo ya visto en Denver. Además los Jets no pueden permitirse vivir siempre en el ojo del huracán y dejarse llevar por el Tebow Time tan sólo empeoraría esa situación.

Greg McElroy

- A favor: pocas cosas se pueden decir a favor de un jugador que no ha jugado un solo snap de temporada regular. Su experiencia se limita a partidos de pretemporada. Jugársela con McElroy sería algo similar a hacerlo con un rookie con la diferencia de que McElroy lleva ya 2 años en el equipo, conoce a los entrenadores, a los compañeros, etc. Se le podría considerar un rookie aventajado. Por supuesto no se puede ignorar que fue drafteado en 7ª ronda por algo, McElroy tiene un brazo algo limitado y en general le faltan herramientas para ser un QB top. Pero como game manager podría ser un jugador muy eficiente, capaz de dirigir a los Jets sin problemas.

- En contra: McElroy lo tiene todo para ser el perfecto backup en la NFL así que ¿por qué ponerle de titular cuando se puede encontrar una opción mejor? Por no hablar del riesgo que supondría echar a los leones a un jugador inexperto como él. Si no le prueban antes, en algún partido de esta temporada, los Jets estarían arriesgando muchísimo dándole las riendas del equipo a McElroy.

Agente Libre (*)

- A favor: normalmente el mercado de quarterbacks en agencia libre se limita a backups que terminan contrato y buscan una oportunidad para ser titulares en otro equipo. Casos como Kevin Kolb y Matt Flynn en los últimos años son el mejor ejemplo. Si se presenta una oportunidad de este tipo, los Jets podrían aprovecharla para cambiar de dirección en el puesto de quarterback con un jugador más probado que McElroy. No habría que gastarse una millonada y el cambio podría ser muy positivo para el equipo.

- En contra: muy pocas veces un equipo ha encontrado a su quarterback titular en la agencia libre. Salvo casos contados, suelen ser operaciones que acaban en nada. Los Jets no están demasiado holgados de salary cap como para andar gastando dinero a lo loco. Y traer a un agente libre significaría no sólo invertir en un jugador de fuera, también dejar a Sanchez y su contratazo en el banquillo o cortarle y comerse los 4 millones.

Rookie (**)

- A favor: el éxito reciente de los quarterbacks rookies es un argumento bastante poderoso a favor de comenzar de cero con un jugador recién salido de college. Este mismo año hay 5 quarterbacks rookies titulares en la NFL, un número de record. Jugadores que no necesitan años de adaptación y son capaces de marcar diferencias desde el primer día. Si los Jets deciden seguir este camino, tienen que hacerlo con todas las consecuencias y comprometerse a construir un equipo a su medida.

- En contra: el mismo equipo de scouting que seleccionó a Mark Sanchez en 2009 sería el encargado de draftear a su sustituto. ¿Por qué fiarse de ellos? También tendría el mismo entrenador de quarterbacks (Matt Cavanaugh) que ha sido incapaz de hacer progresar a Sanchez. Y sólo estamos hablando de Sanchez pero es más que evidente que este front office no destaca por su capacidad para encontrar jóvenes talentos así que quizás este no es el momento para draftear un nuevo quarterback.

Personalmente, la opción que más me gusta es mantener a Sanchez un año y aprovechar esta pretemporada para subir el nivel global de la plantilla vía draft y agencia libre; de cara a draftear a un quarterback en 2014 y dejarle una plantilla de mejor nivel que la actual. Eso siempre y cuando Sanchez no da el salto que llevamos 4 años esperando. Tenéis los comentarios abiertos y la encuesta para dejar vuestra opinión.


(*) Agentes libres en 2013: Joe Flacco, Matt Schaub, Jason Campbell, Bruce Gradkowski, Tarvaris Jackson, Chase Daniel, etc.

(**) Mejores quarterbacks drafteables en 2013: Geno Smith, Matt Barkley, Tyler Wilson, EJ Manuel, Zac Dysert, Landry Jones, etc.

domingo, 21 de octubre de 2012

5 Claves: New York Jets @ New England Patriots

Este es uno de los partidos que todos los aficionados marcamos en el calendario en rojo, un partido que no nos podemos perder por nada del mundo. Da igual que que los Patriots partan con 10 puntos de favoritos, da igual que las lesiones se lleven por delante a medio equipo; es un Jets-Patriots y eso es lo único que importa. Bueno, también importa si se puede conseguir una victoria en Foxboro por supuesto y en eso nos centraremos analizando las claves de lo que sucederá en el campo.

- Receptores Patriots vs. Secundaria Jets

Los Patriots cuentan con Brandon Lloyd, Wes Welker, Aaron Hernandez y Rob Gronkowski más la amenaza de Danny Woodhead saliendo del backfield. Brady es un QB muy peligroso siempre pero con este personal todavía más. Welker, Hernandez y Gronkowski son muy difíciles de defender para cualquier defensa; por sus características hace falta tener unos jugadores muy determinados o un plan de juego muy elaborado para tenerlos bien controlados. Y a veces ni siquiera eso es suficiente.

Normalmente Revis se encargaría de Welker, cubriéndole en el slot o en el exterior; algo que Cromartie por su físico no puede hacer así que en principio se encargará bien de Lloyd para cubrir la amenaza del pase profundo, o bien de Hernandez porque físicamente puede emparejarse con él. Welker seguramente no tenga un hombre encima durante todo el partido sino que se irán repartiendo: unas veces Kyle Wilson, otras un safety y otras defensa en zona. La difícil tarea de defender a Gronkowski sí que será asumida por un safety: LaRon Landry; algo que ya ha hecho en partidos anteriores como contra San Francisco y Vernon Davis.

Salir victorioso de este duelo es muy complicado, de hecho, sólo recuerdo un partido de los últimos años como una clara victoria de los Jets en este aspecto: el partido de playoffs de 2010. Aquel encuentro tiene que ser el referente, un esfuerzo global, con un gameplan rozando la perfección y una ejecución perfecta.

- Situación del juego de carrera

Después del festín de Greene frente a los Colts podemos ser optimistas en cuanto a la capacidad del equipo de establecer el juego de carrera aunque tampoco demasiado. Los Patriots son 5ª mejor defensa contra la carrera y sólo han permitido 2 partidos en los que el rival ha superado las 100 yardas de carrera: Arizona y Baltimore (dos derrotas). Sería vital para los Jets imponer el juego terrestre y obligar a los safeties a acercarse a la línea de scrimmage. Greene tiene que mostrar la misma intensidad que la semana pasada o incluso más ya que las lesiones de Powell (baja) y McKnight (pendiente de decisión) le han dejado sólo para llevar todo el peso. Se ha rumoreado que Tebow podría jugar algunos como running back pero ya veremos si de verdad es así.

- Agresividad en el juego de pase

Los Seahawks, con el rookie Russell Wilson al frente, dejaron bien expuestas las debilidades de la defensa de los Patriots en su remontada el pasado domingo: los safeties. Hay que atacar esa zona, aprovechando el play action y lanzar profundo. Stephen Hill está de vuelta y en mejor estado que el domingo pasado, Keller también estará ya cerca del 100% y es un jugador que siempre atrae mucha atención de la defensa rival. Sacar ventaja de esos emparejamientos y explotar el punto débil que tienen los Patriots en la secundaria.

La otra forma de ser agresivos es utilizar a Tebow. Teniendo en cuenta el nivel al que está la defensa de los Patriots, usar la presencia de Tebow para crear dudas e indecisión podría ser clave. Lo que venimos pidiendo varias semanas, unos cuantos snaps seguidos, compartiendo campo con Sanchez y en no-huddle si es posible sería una variante de la ofensiva que podría pillar desprevenida a la defensa de New England.

- Frenar a Stevan Ridley

El corredor de segundo año ha empezado la temporada como un tiro llevando el peso del juego de carrera de los Patriots. Brandon Bolden que ha aparecido en las últimas semanas será baja así que Ridley será el RB1 contra los Jets. Hemos visto progreso en la defensa en los dos últimos partidos en este aspecto, menos placajes fallados, mejor trabajo con los bloqueos y menos despistes en general. Sabiendo del reto que supone frenar a Brady, el front seven debe responder y negar cualquier opción de avanzar por tierra a los Patriots. Si New England es capaz de sumar yardas por tierra y aire las opciones de victoria se esfuman. Po'uha vuelve a ser baja, igual que Ellis, pero DeVito jugó muy bien como nose tackle contra los Colts y Wilkerson está siendo uno de los mejores run stoppers de la liga. La línea de linebackers es la más sospechosa en cuanto a rendimiento así que tendrán que mantener el nivel del último fin de semana.

- ¿Opciones reales de victoria?

No vamos a negar la realidad, estos Patriots son un equipazo y a pesar de tener el mismo record que los Jets (3-3) las diferencias entre ambos equipos son importantes. Por algo parten con 10 puntos de ventaja en las casas de apuestas. Nada de eso significa que sea imposible superarles; en aquel memorable partido de playoffs las casas de apuestas les daban 14 puntos de ventaja si no me falla la memoria y acabamos ganando 28-21; así que no sería la primera vez ocurre. La clave del partido será el gameplan que haya preparado el staff y la ejecución del mismo, como en todos los partidos sí; pero en este caso tiene una importancia todavía mayor. Tejer una malla impenetrable en la secundaria, tapar todos los huecos en la línea de scrimmage y en cada posesión ofensiva ser eficientes e intentar aprovechar las debilidades de la defensa. No va ser fácil, nunca lo es en Foxboro, pero hay motivos para confiar en la sorpresa.


In Rex We Trust


martes, 16 de octubre de 2012

En Clave De: IND 9 - 35 NYJ

A la tercera fue la vencida. Tercer partido consecutivo en casa y contundente victoria sobre los Colts, recordando a la exhibición del partido inaugural contra los Bills. En esta ocasión el protagonista fue Shonn Greene que hizo el partido de su vida anotando 3 touchdowns en 32 carreras para 161 yardas. También la defensa volvió al nivel que llevábamos varias semanas esperando y secó completamente a la ofensiva liderada por Andrew Luck. Repasemos las clave de la victoria:

- Juego de carrera: ataque y defensa

El gran ausente de la temporada hasta ahora había sido el ground & pound. Tanto en ataque, donde era imposible establecer la carrera y conseguir yardas por tierra; como en defensa, vía libre para todos los equipos a los que nos habíamos enfrentado. En la previa ya comentábamos que Indianapolis era un equipo ideal para recuperar la confianza y así fue en este aspecto del juego especialmente. 41 yardas en contra y 252 a favor. Wilkerson volvió a ser el mejor en la faceta defensiva, bien acompañado por DeVito como nose tackle y con un solo placaje fallado (Yeremiah Bell).

En ataque, el gran día de Greene merece un análisis en profundidad. Ya sabéis que aquí hemos sido bastante críticos con él; un solo partido no va a provocar un cambio brusco de opinión pero no hay duda que este es el camino a seguir. Y no por los números conseguidos sino por cómo jugó. Greene había roto un solo placaje en los 5 partidos anteriores, una estadística que se puede utilizar para determinar qué es capaz de generar un RB por sí mismo, haciendo fallar a las defensas rivales. Contra los Colts, Greene rompió 8 placajes. No hace falta mirar el número para darse cuenta de la diferencia entre el Greene del domingo y el de partidos anteriores: basta con mirar su segundo touchdown. Se deshace del primer defensa con un reverso en el backfield y corta hacia dentro para deshacerse del segundo y entrar en la endzone. Ese es el Greene que queremos ver.

La parte negativa viene, cómo no, del parte de lesionados. Bilal Powell y Joe McKnight se fueron al vestuario durante el encuentro y los diagnósticos preliminares son hombro dislocado y esguince de tobillo respectivamente. No podían llegar en peor momento, antes de dos partidos divisionales (Patriots y Dolphins) y justo cuando ambos estaban empezando a entrar en juego en ataque. Todavía no se sabe el tiempo que estarán de baja con exactitud pero podrían estar fuera hasta después del bye, es decir, 3 semanas.

- Gran día de la secundaria

Antonio Cromartie pudo haber tenido un partido a la altura del de Greene pero sus dos intercepciones retornadas a touchdown fueron negadas por sendas penalizaciones. La primera una falta personal de Maybin sobre Luck y la segunda, un pass interference del propio Cromartie. Eso mismo fue lo que perjudicó a Cromartie, las penalizaciones. Hasta 3 le pitaron que costaron 66 yardas. Está a un nivel espectacular, al que se necesitaba para cubrir la baja de Revis, pero la falta de concentración o de confianza en sí mismo a veces le juega malas pasadas.

El otro CB titular, Kyle Wilson, mejoró muchísimo respecto a partidos anteriores. Luck le buscó constantemente, 13 pases lanzados en su dirección, y Wilson respondió perfectamente permitiendo sólo 6 completos para 86 yardas. Es cierto que fue el defensa que más yardas permitió pero también fue el más expuesto y su actuación fue muy buena. Landry también estuvo muy bien en cobertura permitiendo sólo 12 yardas en 5 pases lanzados hacia él. Se encargó de cubrir a los tight ends Fleener y Allen y al WR Donnie Avery.

- Rookies a escena

Probablemente pase desapercibido pero el domingo los jugadores jóvenes tuvieron una importancia tremenda en el partido. Aportando desde el banquillo, elevando el nivel de la rotación; los Davis, Hill, Allen, Bush... contribuyeron silenciosamente a la victoria. El más destacado fue sin duda Quinton Coples, que jugó 55 snaps, el máximo de la temporada, y consiguió dos sacks además de varias presiones sobre Luck que le obligaron a moverse en el pocket y lanzar antes de tiempo. Un par de penalties ensucian un poco su actuación pero la valoración global es positiva.

Stephen Hill volvió tras dos semanas de ausencia para anotar su tercer touchdown de la temporada. Todavía no está al 100% como demuestra que jugara tan sólo 19 snaps, 12 de ellos de carrera. Antonio Allen debutó contra Indianapolis y tuvo sus altibajos. Su primera jugada en cobertura fue pass interference sobre Coby Fleener y más tarde conseguiría un sack en un blitz bien diseñado por Rex Ryan y Mike Pettine. DeMario Davis aumentó su tiempo de juego ya que la defensa jugó mucho tiempo en nickel y ahí ocupa el lugar de Bart Scott y se dejó ver especialmente en cobertura. Josh Bush también jugó bastantes snaps en la formación nickel aunque no se le vio mucho.

- Dominio general

Al inicio del artículo, comparábamos este partido al de los Bills; lo cierto es que contra los Colts el nivel general fue mucho mayor que ante Buffalo. En todas las facetas del juego, el equipo respondió a gran nivel; ejecutando el gameplan a la perfección en ataque y limitando todas las opciones de los Colts en defensa. Un partido así nos hacía mucha falta, sobre todo una semana antes de viajar a New England donde estará en juego el liderato de la AFC East. La labor del staff fue muy buena a la hora de preparar el partido contra Indianapolis, ahora es su misión mantener a los jugadores motivados y con la concentración necesaria para repetir triunfo el próximo domingo.

sábado, 13 de octubre de 2012

5 Claves: Indianapolis Colts - New York Jets

Tercer partido consecutivo en casa y tras la visita de dos equipazos como Niners y Texans, los Colts parecen un rival mucho más asequible a pesar de haber ganado a los Packers en la última jornada. Andrew Luck es el segundo quarterback rookie al que nos enfrentaremos en esta temporada tras Ryan Tannehill y representa un reto muy importante para la defensa. Una semana más, el debate Sanchez-Tebow copa todos los titulares pero como no es lo único, aquí van las 5 claves para el partido:

- La enésima prueba de Sanchez

¿Se puede jugar semana tras semana soportando el juicio público al que está sometido Sanchez? Da igual la respuesta, no le queda otra que aceptarlo y seguir luchando cada domingo por su puesto. Tras enfrentarse de forma consecutiva a 3 de las 5 mejores de la liga (Miami, San Francisco, Houston), la defensa de los Colts será una pequeña tregua, no sólo para Sanchez, sino para toda la ofensiva. Centrándonos en el quarterback las buenas noticias vienen también de su propio equipo ya que tras varias semanas de ausencia, Dustin Keller y Stephen Hill estarán de vuelta en el campo. Mark tiene que aprovechar este partido, en teoría más sencillo, para mejorar su juego y acallar las voces que piden su suplencia. Aumentar el porcentaje de completos, evitar las pérdidas de balón y anotar un par de touchdowns, esos deben ser los objetivos.

- Antonio Cromartie vs. Reggie Wayne

Si Revis no se hubiera lesionado, tendríamos la oportunidad de revivir uno de los duelos más espectaculares de los últimos años. En el wild card entre Jets y Colts en 2010, Revis redujo la aportación de Wayne a tan sólo 1 recepción para 1 yarda. Aquella fue una demostración del respeto que le tienen los equipos a Revis, que incluso teniendo al mismísimo Peyton Manning como quarterback, no se atrevieron a lanzar en su dirección. Ahora no está Revis pero sí Cromartie. Tanto cornerback como receptor vienen de jugar dos partidos espectaculares. Cromartie secó a Andre Johnson y Wayne se merendó a la secundaria Packer. El enfrentamiento entre ambos promete y quién gane será determinante para el resultado final ya que Wayne es el receptor de confianza de Luck y si no puede conectar con él regularmente puede pasarlo mal.

- Receptores Jets vs. Secundaria Colts

Ya no es noticia pero el cuerpo de receptores va muy justo. Stephen Hill regresa pero Clyde Gates causa baja por una lesión de hombro. Por talento salimos ganando con el cambio pero un problema físico durante el partido de algún jugador y nos quedamos en cuadro. El enfrentamiento entre wide receivers y cornerbacks es bastante parejo. Entre los de Indianapolis, Vontae Davis, ex-Dolphin, podría ser baja aunque eso no tiene por qué ser buena noticia ya que su suplente, Cassius Vaughn, lo hizo muy bien la semana pasada contra Green Bay. No está Holmes para centrar el foco de la defensa pero si Kerley mantiene su gran nivel y Hill regresa en buena forma podría ser un duelo favorable a los Jets.

- ¿Oportunidad para la defensa?

El gran agujero defensivo hasta ahora está siendo parar la carrera. Contra Houston vimos algunas, leves, mejoras y contra Indianapolis deberían continuar. El corredor titular de los Colts, Donald Brown, está lesionado y el rookie Vick Ballard ocupará su lugar. Tampoco estarán Sione Po'uha ni Kenrick Ellis, nose tackle titular y suplente, así que el joven Damon Harrison tendrá un rol importante este domingo. El resto del front seven será el de siempre y teniendo que tendrán enfrente un corredor novato, deberán aprovechar la ocasión para dar un paso al frente. Si Ballard deja en ridículo a la defensa habrá que perder la esperanza definitivamente...

- Tiempo de rookies

Las lesiones están abriendo la puerta a los jugadores novatos. Ya hemos hablado de Stephen Hill y Damon Harrison pero es en el puesto de safeties donde más ha cambiado el panorama esta semana. Josh Bush jugó sus dos primeros snaps en defensa contra los Texans y la inclusión de Revis en IR le ha abierto un hueco en la plantilla a Antonio Allen. Además Eric Smith será baja contra los Colts así que podríamos ver a ambos jugadores en el campo. Otro rookie que podría aumentar su tiempo de juego es DeMario Davis por la lesión de Josh Mauga que le tendrá de baja toda la temporada. Si alguno bueno se puede sacar de las lesiones es encontrar jugadores dispuestos a dar un paso adelante y demostrar al staff de lo que son capaces. Confiemos que alguno de estos chicos lo haga.

martes, 9 de octubre de 2012

En Clave De: Houston Texans 23 - 17 New York Jets

Segunda derrota consecutiva, tercera de la temporada, que deja a los Jets con record negativo por primera vez este año. Los Texans llegaban a New York invictos y salieron de la misma forma aunque no fue ningún paseo como mucha gente pronosticaba. Tras la humillante derrota ante los Niners, era vital dar una imagen completamente distinta y más todavía en un MNF, con todos los ojos atentos al partido.

Repasemos las cinco claves del Houston-New York:

- Cubriendo las ausencias

6 titulares fueron baja por lesión: Darrelle Revis, Santonio Holmes, Sione Po'uha, Dustin Keller, John Conner y Stephen Hill. No es fácil para ningún equipo suplir tantos lesionados y en tantos puestos importantes así que las expectativas eran bastante bajas. En la secundaria Kyle Wilson y Antonio Cromartie solventaron el partido sin problemas, especialmente Cro que dejó a Andre Johnson en 15 yardas. Kenrick Ellis, en el lugar de Po'uha, siguió dejando buenas sensaciones aunque acabó el partido con una lesión de rodilla y Damon Harrison ocupó su sitio en los últimos minutos.

En ataque, el cuerpo de receptores tuvo sus altos y bajos. Jeremy Kerley dio un paso adelante muy importante y si sigue así va a ocupar el rol de Holmes rápidamente. Schilens, Hill y Gates tuvieron sus altos y bajos. Hill, 3 días después de firmar por los Jets, protagonizó uno de los highlights del partido dejando caer un magnífico pase de Tebow de 40 yardas. Gates se lesionó el hombro y Schilens pasó más o menos desapercibido. Cumberland anotó el único TD ofensivo del equipo y está desarrollando una conexión interesante con Sanchez. Eso sí, un drop suyo provocó la intercepción decisiva en el último drive.

- Defensa mejorada

Soy de los que defienden que las estadísticas no dicen toda la verdad y hay que saber interpretarlas pero en este caso hay una cifra que refleja muy bien la mejoría que vimos ante Houston: 2 placajes fallados frente a los 34 fallados en los 4 partidos anteriores. Estaba siendo uno de los problemas defensivos y parece que se han solucionado de momento. Además los dos fallos fueron de Pace y Coples en primera línea, no de safeties o linebackers en el segundo nivel que provocan big plays. Es cierto que Arian Foster se fue hasta las 150 yardas de carrera pero también es cierto que Foster es uno de los mejores RBs de la liga y a pesar de eso se le limitó bastante bien en la segunda parte. En cualquier caso, el progreso debe continuar ya que esto no es ni mucho menos lo máximo que puede dar este equipo.

- Problemas en el backfield

Una semana más seguimos hablando de la situación del backfield de los Jets. Shonn Greene ha perdido definitivamente el puesto de titular y comparte el puesto con Bilal Powell. Greene tuvo el doble de acarreos que Powell pero este último jugó un snap más. Entre la incapacidad de la línea ofensiva para abrir huecos y la de Greene para generar yardas por sí mismo, Powell ha recortado distancias y está muy cerca de sentar definitivamente a Greene. La tercera opción es McKnight que contra los Texans jugó más snaps ofensivos que en el resto de partidos. Sinceramente, es difícil de entender que un tipo capaz de retornar un kickoff como lo hizo McKnight no tenga más protagonismo en ataque. Esperemos que eso cambie en los próximos partidos.

- Sparano, playcalling y Tebow

Muchos errores de comunicación entre la banda y el campo que llevaron a penalizaciones por delay of game y 12 men on the field; además de ejecutar varias jugadas a toda prisa al límite del reloj. Sparano quiere innovar y sacar el máximo rendimiento posible a la plantilla (Cromartie jugó 2 snaps como receptor) pero todo tiene su límite. Cuando los cambios de personal afectan al ritmo de la ofensiva e impiden establecer una continuidad en el juego hay que simplificar las cosas; no se puede desperdiciar un timeout cada vez que haya un cambio de varios jugadores.

Hay que pulir los detalles pero no me pareció del todo mal el gameplan, intentando sorprender a los Texans con distintas formaciones y jugadas. En especial, la forma de usar a Tebow me gustó bastante aunque sigo echando de menos algo de continuidad. ¿Por qué no darle 4-5 jugadas seguidas en vez de 7-8 repartidas? Contra Texans lanzó su segundo pase de la temporada, un excelente pase profundo hacia Jason Hill que fue incapaz de cogerlo a pesar de tener las dos manos en el balón. Además consiguió otro primer down en una formación de punt y una carrera de 10 yardas que estuvo muy cerca de ser touchdown.

- Sanchez Bueno, Sanchez malo

Tuvimos una ración de cada una de las versiones de Sanchez en la noche del lunes, aunque por primera vez en varias jornadas destacó el Sanchez bueno. El pase de touchdown a Cumberland fue tremendo y en varias ocasiones salvó la presión de la defensa para encontrar receptores abiertos. A Kerley le encontró un par de veces en pases profundos aunque pudo haber sacado más yardas de haber ejecutado mejor los lanzamientos.

Acabó el partido con dos intercepciones pero poca culpa tuvo él en ambas pérdidas. La primera fue un pase hacia Kerley en la redzone deflectado por JJ Watt en la línea de scrimmage y la segunda en un drop de Cumberland que lanzó el balón hacia arriba y lo recogió un DB de los Texans. No fue un partido ni mucho menos perfecto de Sanchez pero nos permite ser optimistas de cara al futuro cuando recupere a Keller y Hill.

jueves, 4 de octubre de 2012

La que se avecina

Esta semana no habrá repaso al partido del domingo. El resultado, 34-0, lo dice todo y darle más vueltas a semejante bochorno no merece la pena. En su lugar, nos centraremos en lo que queda de temporada y lo que nos pueden deparar los 12 partidos restantes. Sin Revis ni Holmes la franquicia afronta un reto importante para terminar este año de forma digna y no empezar la temporada en modo reconstrucción.

La historia que se llevará todos los titulares es la de los quarterbacks. Todos sabíamos que antes o después este momento iba a llegar desde que se trajo a Tebow y empezamos la semana 5 con el debate en todo lo alto. ¿Es el momento de darle la titularidad a Tebow? Hacer titular a Tebow significa dar un paso sin vuelta atrás, es decir, apostarlo todo por Tebow. Y quizás no sólo esta temporada sino la siguiente también ya que el contrato de Sanchez está garantizado en 2013 y su situación sería muy delicada si se produjera ese cambio.

Deportivamente la situación no sería mucho mejor. Muchos confían en que Tebow pueda repetir el camino que llevó a los Broncos a los playoffs pero las cosas no son así de sencillas; porque un plan ofensivo centrado en Tebow triunfara en Denver no significa que sucederá lo mismo en New York.  Ya hemos visto lo que pasa cuando se ejecutan las jugadas del "paquete Tebow": nada. Las defensas saben lo que va a pasar y además la línea ofensiva no está ayudando demasiado. ¿Por qué este plan iba a funcionar a tiempo completo si no lo hace en pequeñas dosis?

Existe otra alternativa. Si el staff decide sentar a Sanchez porque da la temporada perdida, no hay por qué jugársela con Tebow comprometiendo la estabilidad de la franquicia (aunque zuiás es demasiado tarde para plantaer eso). Greg McElroy está en el banquillo y si ni Sanchez ni Tebow son la solución de futuro en el puesto de quarterback, habrá que probar al chico antes de buscarlo fuera; ya sea vía draft o en otro equipo de la NFL. Esta opción personalmente me parece la mejor, una vez se dé por perdida la temporada eso sí; hay que probar a McElroy antes de desecharlo y este sería el mejor momento para ello. Pero claro, ¿se atrevería Rex Ryan a terminar la temporada poniendo de titular a McElroy antes que a Tebow?

La actualidad de los Jets no termina con los quarterbacks, a pesar de que mucha gente así lo entiende. Sanchez no es el único titular con su puesto en peligro, hay otro jugador que ya ha perdido una batalla con su rival. Bilal Powell está amenazando seriamente el puesto de Shonn Greene. Contra 49ers, Powell jugó 14 snaps más que Greene y aunque Ryan diga que eso se debió al gameplan y Greene sigue siendo el titular, los números cantan. Y Greene no se juega sólo los snaps de esta temporada sino también los de la siguiente ya que está en último año de contrato. ¿Veremos un cambio de running back antes de lo esperado?

En defensa la baja de Revis ha trastocado los planes de forma drástica. Kyle Wilson tiene que demostrar si está listo para ser titular y lo cierto es que su primera prueba no fue demasiado bien ya que contra San Francisco fue superado en hasta 4 pases profundos, cometiendo errores muy graves en coberturas en zona. Tanto es así que seguramente veamos al recién fichado Aaron Berry acompañando a Cromartie en la titularidad y Wilson vuelva a su rol de slot cornerback. Una gran decepción para el jugador pero sobre todo para el front office que lo drafteó en primera ronda de 2010.

Si la baja de Revis ha debilitado la secundaria, la baja de Holmes deja huérfano el cuerpo de receptores. En febrero, en el review de wide receivers, ya comentamos la necesidad de reforzar esta unidad y esta lesión deja expuestas todas las carencias del grupo. Sí, se drafteó a Stephen Hill pero confiar en un rookie para solucionar tus problemas no es la mejor idea. Aparte de Hill, se ha fichado a Schilens, Gates y Jason Hill a última hora para cubrir el hueco en la plantilla de Holmes. Tres jugadores que no pasarían de ser WR4 en otro equipo y que aquí se verán obligados a jugar prácticamente de titulares. La falta de talento es tremenda así que de aquí a final de temporada veremos si hay alguno que de verdad vale o habrá que buscar nuevos jugadores para 2013.

No va a ser una temporada sencilla para los Jets. Muchos frentes abiertos y muchas decisiones difíciles que tomar de aquí a febrero. Como siempre, si los resultados deportivos acompañan, aunque sea ligeramente, la situación será menos grave pero una temporada con record negativo y algún partido más similar al de los Niners podría derivar en una catástrofe a final de año. ¿Culpales? Ya habrá tiempo para hablar de ellos...

sábado, 29 de septiembre de 2012

5 claves: San Francisco 49ers @ New York Jets

Empieza la parte dura del calendario con la visita de los Niners al MetLife Stadium. En una semana marcada por la baja de Darrelle Revis para toda la temporada por la rotura del ligamento cruzado de su rodilla izquierda; los Jets tendrán que enfrentarse a uno de los mejores equipos de la liga. San Francisco tropezó en Minnesota la jornada pasada tras dominar con facilidad a Packers y Lions. ¿Podrán Rex Ryan y los suyos repetir la hazaña de los Vikings? Vamos con las claves del partido:

- Cubrir la ausencia de Revis

No es un mal rival para comenzar a acostumbrarse a la ausencia del #24 en la secundaria. El cuerpo de receptores de los Niners no es nada del otro mundo. La presencia de Randy Moss impone más por su pasado que por su presente y Crabtree, Manningham y Williams están lejos de ser unos jugadores dominantes. Con Revis este sería un emparejamiento claramente favorable a los Jets pero sin él las cosas se equilibran algo más. 

Manningham y Moss son los que suelen jugar en el exterior con Crabtree y Williams ocupando el slot cuando usan formaciones con 3 o más receptores abiertos (que tan sólo es un 11%). Cromartie será el CB1 y se encargará casi siempre del mejor hombre en el campo; casi siempre será Crabtree o Manningham aunque cuando Moss salga seguramente se empareje con él. Kyle Wilson y Ellis Lankster se encargarán del resto, con Lankster en el exterior y Wilson en el slot. 

- La amenaza de Vernon Davis

Rex Ryan le nombró el mejor tight end de la NFL actual y personalmente; sin lanzar ningún pullita a los Patriots, estoy de acuerdo con él. La combinación de fuerza y velocidad que posee Davis no la tiene ningún otro jugador y además es uno de los mejores a la hora de bloquear. ¿Cómo defenderle? El hombre más adecuado para ello por capacidades físicas es LaRon Landry. Tiene velocidad suficiente para seguirle en rutas profundas y fuerza para emplearse con dureza en la línea de scrimmage. Evidentemente necesitará ayuda así que la colaboración de los linebackers (¿DeMario Davis quizás?) y el otro safety serán vitales. 

- Bilal Powell a escena

La semana pasada ya vimos cómo el rol de Powell crecía a pesar de que Greene estaba perfectamente sano. En el primer partido, Greene jugó un 69% de los snaps mientras que Powell tan sólo un 28%. Contra los Dolphins, Greene bajó a un 62% mientras que Powell subió hasta el 43%. Ryan aseguró en rueda de prensa que Greene sigue siendo el titular pero que se están planteando darle más carreras a Powell, y a McKnight, al inicio del partido para que luego sea Greene el que aproveche que la defensa está cansada. Todo lo que sea dar más toques a corredores que no sean Greene me parecerá bien y creo sinceramente que Powell lo puede hacer muy bien.

- Holmes, Kerley y....

Dustin Keller se ha perdido dos partidos seguidos y todavía está en duda para el de este domingo. Stephen Hill seguramente sea baja por una lesión muscular. Sanchez se queda sin armas. Esta semana los Jets ficharon de nuevo a Patrick Turner, un claro movimiento para mejorar el cuerpo de receptores. Detrás de Holmes y Kerley no hay nadie: Clyde Gates ya demostró en Miami para lo que vale y Chaz Schilens sale más a bloquear que a recibir pases. Cumberland y Reuland, los tight ends, están muy lejos del nivel de Keller. Si se confirman las dos bajas, el juego de pase va a estar en un estado muy precario y ante una secundaria como la de San Francisco se va a sufrir mucho. ¿Habíamos comentado antes que Sanchez tenía que dar un paso adelante esta temporada? Aquí tiene otra oportunidad para hacerlo.

- Obligar a Alex Smith a pasar

Esto pasa por frenar la carrera. Si los Niners establecen el juego terrestre con Frank Gore y Kendall Hunter, va a ser muy difícil que la defensa se imponga. Alex Smith juega muy cómodo en formaciones cerradas, saliendo del play action y lanzando contra defensas centradas en la carrera. La clave está en frenar a Gore desde el primer momento, reduciendo su aportación y obligando a Smith a ganar el partido. Ahí Rex Ryan puede sacar todo su genio y superar a su rival a base de bitzs y diversas coberturas.

El partido ideal para los Jets sería muy similar a lo ocurrido en Miami pero rentabilizando la buena posición de campo y todos los viajes a la redzone con puntos. Para ello hay que evitar pérdidas de balón absurdas en los primeros drives (lo que ocurrió contra Buffalo y Miami) y frenar el juego de carrera rival (algo que no se consiguió contra Pittsburgh y Miami). Si el partido queda en manos de Alex Smith y de Mark Sanchez, la victoria puede caer de cualquier lado pero jugando en casa, la ventaja es de los Jets.

viernes, 28 de septiembre de 2012

En Directo: Jets - Dolphins

Bueno vamos a empezar con un poco de historia. Yo soy Mexicano y vivo en Guadalajara, me pueden llamar Pepenador o Pepe o igual simplemente PP si lo prefieren, es mi nickname de Jet Fan. Sigo a los Jets desde niño ya que el hechizo fue instantáneo cuando vi jugar al Sack Exchange (Gastineau, Klecko, Lyons, Salamm) por ahí del 83, desde entonces he sido uno de los más fieles y clavados seguidores de los Jets y así seguiré hasta que llegue el día de darle cuentas al creador.

Es más, mi esposa después de 5 años de casados (actualmente tengo 14) se dio cuenta que contra los Jets no iba a poder y ya sabe que de septiembre a enero de cada año, no hay ningún plan que valga si hay juego de los Jets; es más, ya hasta checa el schedule antes de hacer planes. Era para ella  aceptarlo o el divorcio y pues optó por aceptarlo, bien por ella.

Hace 8 años me armé de valor y decidí hacer realidad uno de mis sueños, ir a un juego en vivo de los Jets. Fue en San Diego en el 2004, (por cierto ganamos), y el problema es que ir fue como consumir la droga más potente que hay, te haces adicto instantáneamente. Después de ese juego he regresado 8 veces más a ver a mis Jets a diversas plazas:  Arizona, SD 3 veces, Dallas, N.Y. y tengo la gran fortuna de que cuando voy a verlos regularmente ganamos, tengo el nada despreciable record de 7-2 incluido una victoria en Play Offs en el 2005, vs Chargers en O.T.

Bueno, aclarado esto, debo decir que en mi agenda estaba como siguiente destino Miami y aunque no estaba claro el año, de repente se me puso de modo una invitación para ir entre semana a Atlanta, Georgia y pues organice el regreso a México pasando por Miami para ir a ver a los Jets.
Es importante señalar que cada vez que voy la paso mejor y es debido a que uno adquiere la experiencia para gozar el TAILGATE al máximo, déjenme decirles que en mi opinión es casi igual sino más divertido que el partido mismo y entre mejor lo organizas la pasas mejor.

En compañía de mi amigo Larry y contando con la fortuna de contar con una excelente amiga de mi juventud que vive en Miami y a quien re-contacté por Facebook (Bendito seas Facebook), organizamos todo lo previo para el domingo tener todo listo. Entre los utensilios básicos no pueden faltar: hielera, asador portátil, cervezas (muchas), Tequila, vino tinto o lo que cada uno guste tomar de alcohol. En el TAILGATE se puede tomar alcohol sin restricciones y eso es una maravilla, dentro del estadio no pasa lo mismo.

Llegó el domingo y 4 horas antes del juego estábamos llegando a las inmediaciones del SunLife Stadium, las filas de carros con logos y banderas de los Dolphins es como las migajas que Hansell deja para encontrar el camino a casa, basta seguir uno de esos  autos para llegar sin problemas al estadio. Al llegar te cobran 25 dólares por pasar al área de estacionamiento, allí te pones donde dios te dé a entender, pero “ojo”, es muy importante escoger un lugar cerca de amigos Jets a quienes podrás identificar sin problema por sus vestimentas y banderas en los carros.


Ya instalados en nuestro lugar bajas todo el armamento de la cajuela o portaequipaje del auto, y tomas tu zona de convivio. Nosotros llevábamos las Mexicanísimas carnes para azar, queso para hacer quesadillas, (tortilla de maíz o harina con queso derretido dentro), chiles, aguacates, cebollitas, salsas, refrescos y cervezas, “muchas cervezas”. Al lado nuestro se posicionaron unos amigos ecuatorianos, venezolanos y panameños que le iban a los Jets obvio y con quienes de inmediato hicimos química, los dos grupos se convirtieron en uno solo.

Si de entrada nos habíamos caído bien, el flechazo de simpatía fue instantáneo cuando el líder de ellos Chris (Un abrazo hermano donde quiera que estés) se acercó con una botella de Tequila blanco (yo soy de la tierra del Tequila, Jalisco), y pues un brindis con tequila blanco, derecho, en ayunas y a las 9 de la mañana, cae al cuerpo como autentico inhibidor de timideces y complejos, y ahí mismo empezó la fiesta.


Lo increíble del TAILGATE es que todos convivimos como si fuéramos unos mismo, a mí me encanta agarrar mi cerveza y caminar por todo el estacionamiento del estadio, y acercarme a cuanto tío veo vestido de Jet, y con solo decir el salvoconducto de: J-E-T-S, JETS, JETS, JETS. Te reciben con los brazos abiertos y te ofrecen una cerveza o un bocadillo de lo que ellos cocinan. En realidad más que comida para uno se trata de llevar comida para compartir con los demás, mis paseos por el estacionamiento duran hasta que me dura la cerveza, por eso me gusta comprar las de 16 onzas o un litro, así me dura más el paseo, ya que acaba la cerveza en turno regreso a la base, donde sigo conviviendo con mi gente y mis vecinos de parking y donde así como yo salgo a conocer amigos, llegan tíos vestidos de Jets a brindar con uno.

Además de todo esto, ustedes dirán y los Miami fans qué? Están pintados o no existen? Claro que existen; por cierto vaya que van delfinas hermosas al estadio; pero a diferencia de otros deportes, aquí puedes convivir sin riesgos entre unos y otros, (ya quisiera verme paseándome con la camisa del rival en un clásico de futbol en mi país, no salgo vivo!), y aunque éramos minoría, obvio por ser en Miami, los Miami fans se limitan a gritarte burlas y sarcasmos que ni molestan. Es más son medio bobos para tirar burlas, y casi su mayor burla es gritar  J-E-T-S, Sucks, Sucks, Sucks. Yo no me molesto, al contrario entre más gritan, más energía me dan para sacar el orgulloso pecho Jet. Sus burlas son para mí como el Sol para Birdman o las espinacas para Popeye.

He de confesar, que la sensación máxima fue una máscara de luchador (Lucha libre mexicana), que me regaló un amigo que es totalmente de los Jets; gracias Refrix tu mascara fue un éxito. Es uno de esos regalos simples pero acertados, y con esa mascara era un imán para las fotos, entre su servidor y mi amigo Larry compartimos por momentos la máscara y nos dimos cuenta que era un imán para atraer a las fans de Dolphins a las fotos del recuerdo, así que mi amigo Larry que es un tiro para eso de las fotos con mujeres, se la adueñó y no me molestó, al contrario yo era el que tomaba las fotos mientras él le daba vuelo a las chicas guapas.


También mis vecinos se sacaron un diez, al organizar unos juegos de competencia de toma de cervezas donde vaciaban dos litros de cerveza en un embudo y 5 o 6 tomábamos en diversas mangueras al mismo tiempo y el ultimo que acabara tenía que empinarse una copa de tequila como castigo, así que debo confesarlo, más de una vez hice trampa y me dejé perder, así que me tocó tequila para dar y repartir, vaya que me divertí!!


En condiciones normales no bebo tanto y si lo hago me emborracho rápido, pero ahí por el calor, la humedad, la euforia y la adrenalina, como que el alcohol pierde su eficacia en mí, no puedo decir lo mismo de todos, ya que las chicas que nos acompañaban vaya que salieron mareadas y caminando como en zigzag...

Cuando faltan 30 minutos para el kickoff, es hora de guardar todo en los autos y dirigirse al interior del estadio. La caminata es también muy divertida porque es donde se converge en mayor número y los gritos de J-E-T-S, JETS, JETS, JETS y sus respuestas de J-E-T-S, Sucks, Sucks, Sucks  parecen competencia de estudiantinas o rondallas. Yo creo que en toda la NFL nos envidian porque nuestro J-E-T-S, JETS, JETS, JETS es corto, potente, pegajoso y único; no conozco un grito de guerra mejor que ese en ningún equipo de la NFL. Las fotos de Larry con las chicas seguían por borbotones y ya en el interior del estadio tomamos nuestros lugares, parte alta y para ubicación atrás de las H donde Carpenter falló el Field Goal del Over Time.


En el estadio, ahí si me concentro en el juego y pongo atención a cada jugada, aquí sí mi vejiga me jugó una mala pasada, porque tuve que salir varias veces al baño a regresar las cantidades industriales de cerveza y tequila que había bebido. Aprovechaba los tiempos muertos y la ventaja es que no pierdes mucho detalle porque en los pasillos del estadio hay televisiones que pasan en tiempo real lo que pasa en la cancha, por ejemplo la escapada de Kerley en el 3er cuarto me la chuté (observé) haciendo fila para comprar cerveza.

La cerveza vale 7 dólares en el interior del estadio y sólo te venden 2 por viaje pero al final del 3er cuarto dejan de vender la última, de hecho tuve suerte porque precisamente estaba pagando 2 cervezas, cuando llega el aviso de que se suspende la venta de alcohol, pero como ya había pagado fueron las últimas 2 cervezas que se sirvieron. Me las llevé al grito de una docena de Miami fans de lucky gay, o suertudo.

Ya del juego que les cuento. Ustedes lo vieron, para mí fue el clásico juego que le he visto decenas de veces a los Jets, donde son mejores que el rival pero no aprovechan sus oportunidades, y al final sufres. Yo creía que perdíamos el juego, honestamente la patada de Carpenter de overtime pensé que había sido buena, porque justo cuando venía en nuestra dirección vi que iba para adentro pegada al poste y como frente a mí saltó un tipo fan de Dolphins cuando venia el balón ya no vi el final del viaje del balón; pero supe que se había fallado cuando vi saltar a los jugadores de los Jets incluidos Sparano y Rex Ryan. Ya en la repetición vi como al final hizo un efecto hacia afuera la bola.


Después de eso, lo más hermoso del juego vino en tanda de 2: el pase de Sánchez a Holmes fue como una daga que enterrábamos en todos los fans de Miami y también la patada bloqueada que yo supe desde el primer momento que no valía, porque vi al árbitro mover sus manos antes del centro; así que cuando los miles de villa-melones (aficionados que no saben mucho), de los Dolphins saltaban creyendo que la habían bloqueado, yo me volteé a buscar a fans de Jets que con la mirada coincidimos sin decir una palabra, que eran unos ilusos ya que una sonrisa tipo Joker de Batman nos llenó el rostro sabiendo que teníamos otra chance. Después vino la patada de Folk y el inconmensurable triunfo de los Jets y la salida triunfal del estadio; donde imagino debe ser muy parecida a un matador de toros que sale en hombros, porque los miles de Miami fans, que se acabaron sus gargantas de gritos y burlas, mágicamente se habían vuelto mudos y lo único que se oía por todos lados eran los J-E-T-S, JETS, JETS, JETS a muchos de los cuales me uní. Los abrazos y los choques de manos se hicieron presentes y el regreso a la base fue sólo para hacer comentarios finales, abrazos y despedidas con nuestros nuevos hermanos Jets, y el regreso a casa después de un día épico.


Por si esto fuera poco, la cereza del pastel llegó en el hotel. Llegué cansadísimo y medio borracho al hotel, así que en cuanto mi hermoso cuerpecito toco colchón, quedé dormido profundamente. La cruda o resaca me levantó y mientras fui al frigorífico por una cerveza, prendí la tele sólo para ver los segundos finales del Patriots-Ravens; y cuando vi los berrinches de Bellicheat, la cruda se me quitó de forma mágica y vino la carcajada, así terminó un domingo perfecto de NFL.

Hay muchos detalles que se me escapan, pero solo les puedo decir que si de verdad aman este deporte, deben de hacerlo por lo menos una vez, y ya de ahí si se hacen adictos o no es su problema, yo cumplo con advertirles que el abuso en el consumo del TAILGATE es nocivo para su salud.

video

Insisto, alguien avísele a Rex por favor que cuando he ido al estadio en persona los Jets han ganado 7 de 9, a como es Rex, capaz y me consigo patrocinio gratis y permanente a los juegos de los Jets.
Les adjunto unas fotos con algunas postales de esta aventura y agradezco la invitación a Directo Jets, por convencerme de hacer esta narración.